Publicado:

Los uniformados provendrían de distintas unidades del Ejército y servirían durante 90 días, según fuentes de la Casa Blanca.

La administración de Joe Biden aprobó el envío, en los próximos días, de 1.500 soldados a la frontera entre EE.UU. y México, ante la incertidumbre de que cientos de inmigrantes podrían ingresar al país una vez que se levante el Título 42, la política que, con la justificación de la pandemia del covid-19, ha permitido la expulsión expedita de personas del país norteamericano.

«El presidente (Joe Biden) ha usado las herramientas que tiene frente a él para prepararse antes del levantamiento del Título 42», dijo este martes la vocera de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, al confirmar el envío de 1.500 soldados a la frontera sur. 

Según fuentes de la Casa Blanca, citadas por Fox News, los uniformados provendrían de distintas unidades del Ejército y servirían durante 90 días, principalmente en funciones administrativas y de transporte. Este despliegue sería similar al ordenado por el expresidente Donald Trump (2017-2021) en la frontera sur de EE.UU. 

Fin del Título 42

El Título 42 cesará su aplicación el próximo 11 de mayo a las 23:59 locales. Pero eso no significará «que la frontera esté abierta», aclaró el Departamento de Estado en una nota publicada la semana pasada.

«Cuando se levante la orden del Título 42 a las 23:59 horas del 11 de mayo, EE.UU. volverá a utilizar el Título 8 para procesar y expulsar rápidamente a las personas que llegan ilegalmente a la frontera», dice el texto.

EE.UU. abrirá nuevos centros para migrantes en Colombia y Guatemala: ¿qué busca Washington?

Además, ante el fin del Título 42, EE.UU. anunció unas nuevas medidas para conseguir una migración regular, ordenada y segura, que contará con la colaboración de Guatemala, Colombia, México, Canadá y España.

En Guatemala y Colombia, por ejemplo, comenzarán a operar los Centros Regionales de Procesamiento (RPC, por sus siglas en inglés), sitios para tramitar solicitudes de asilo, permisos laborales y de reagrupación familiar.

Esos RPC, según el Departamento de Estado, ayudarán a «reducir la migración irregular y facilitar vías seguras, ordenadas, humanas y legales».

Asimismo, los Gobiernos de Canadá y España también aceptaron recibir migrantes que sean referidos de esos centros.





Source link