El Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MVOT) sorteó este lunes 40 viviendas ubicadas en el límite entre los barrios Unión y La Blanqueada, en José
Batlle y Ordoñez y Justo Maeso.

El complejo de viviendas cuenta con 40 unidades: cuatro de un dormitorio, 27 de dos dormitorios, 8 de tres dormitorios y una vivienda accesible de dos dormitorios.

En total fueron 70 las familias que se inscribieron al plan. Posteriormente, se realizó un estudio de los ingresos del núcleo familiar y una
vez que fueron aprobados, se les permitió participar en el sorteo.

Se sortearon con dos modalidades: compra y alquiler con opción a compra, esta última alternativa impulsada con fuerza por la ministra Irene Moreira. El sorteo
se transmitió de forma virtual y desde el ministerio aseguraron que se comunicarán tanto con los sorteados como con los que quedarán en lista
de suplentes.

El proceso continúa con la visita de las familias ganadoras a la casa; una vez que conozcan el predio, podrán decidir si aceptarlo o no, y en caso
de que declinen la oferta, el ministerio se comunicará con los suplentes respectivos. El programa de alquiler con opción a compra ya existía en la administración anterior, aunque durante la era del FA se priorizaba «el sistema cooperativo», había declarado a El Observador el exdirector de Vivienda, Jorge Perini, hoy asesor
personal de Moreira. Con este programa se busca que «las familias tengan varias opciones», aunque sin dejar de lado ese modelo.

Las autoridades han manejado déficit habitacional cuantitativo, estimado en 57 mil viviendas, según el último plan quinquenal de la cartera de Vivienda.

Pero si se considera el déficit habitacio-nal cualitativo, el número de hogares en esta situación llega a 169.573, que representa un 21% del total de hogares particulares. El objetivo de vivienda en esta administración es alcanzar las 23.728 soluciones habitacionales durante el quinquenio, según se proyecta en el plan
quinquenal.

En el primer año de gestión, se terminaron 2.797 soluciones en cooperativas, construcción de viviendas, construcción de viviendas para el BPS, autoconstrucción
asistida, viviendas de Mevir y relocalizaciones.

A este número se le deben sumar otras 8.939 viviendas que están en ejecución, según consta en el balance.

El Observador



Fuente