El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, anunció este miércoles que a partir del 1º de enero comenzarán a «limpiar» las comisarías de vehículos abandonados donde, aseguró, hay 70.000 vehículos.
En rueda de prensa el ministro aseguró que algunos de esos vehículos están en condiciones de usar pero no se puede porque «hay situaciones de propiedad no aclaradas en el juzgado». «A veces andamos precisando camionetas y hay algunas 0 kilómetro que pertenecen a un evento de un delito y no podemos usarla porque no nos habilita la ley», aseguró el ministro.

«La gente por distintas razones va abandonado y las comisarias se convierten en un depósito porque llegan miles y miles de motos», agregó. La Rendición de Cuentas aprobada a mediados de año habilita la posibilidad de limpiar estos vehículos.
El objetivo es, según Heber, que otros organismos del Estado no usen a las comisarías como depósito de «fierro viejo».
Heber dijo que si bien será un proceso largo, rematarán «la chatarra» y se pagará un depósito por los autos abandonados así, expresó el ministro, «no será todo pérdida para la policía».

Las comisarías, según el ministro, se han convertido en un «cementerio de autos y fierros viejos» y planteó que se debe dejar de utilizar «a la policía y las comisarías» como depósito.



Fuente