La ONG Nada crece a la sombra emitió un comunicado en el cual advirtió que el ministro del Interior, Luis Heber, «incurrió públicamente en una serie de errores» respecto a la prohibición del ingreso de la organización  a las cárceles. 

El fundamento para el impedimento del ingreso fue la falta de convenios, pero Nada crece a la sombra demostró que tienen dos convenios en ejecución.

Heber habló sobre el asunto en el programa «Desayunos Informales» que se emitió este jueves y, según la ONG, cambió el argumento  y dijo que se prohibió el ingreso para “rever” los convenios. 

Según el colectivo, tras ser consultado sobre el ingreso al establecimiento carcelario de otras ONG, Heber dijo que habían organizaciones que “no tienen convenio” y “no requieren plata”, y que por eso la situación era distinta. 

Sobre este punto, el colectivo expresó: «Esto también contradice absolutamente la notificación que recibimos, que planteaba la prohibición de ingreso por no tener convenios. A su vez, padece error en decir que nuestra actividad requiere plata. Justamente, ya recibimos el pago y lo que estamos solicitando es que se nos permita hacer el trabajo por el que ya se nos pagó». 

Por otro lado, agregan que el ministro aportó una nueva versión que contradice la notificación que recibió la organización al informar  que “el convenio se suspendió por un informe contrario del INR”, algo que Nada crece a la sombra asegura que no se les notificó en ningún momento. 

Informe dudoso

Además, comunicaron que solicitaron el informe a las personas que lo realizaron,  el director del INR Luis Mendoza y la técnica nacional Lourdes Salinas, pero que aún no recibieron respuestas.

Y agregaron: «Nunca vimos a Lourdes Salinas en ninguna actividad nuestra. Desconocemos cómo evaluó nuestro trabajo ni qué metodología aplicó. Tenemos pleno conocimiento de que actividades nuestras no presenció y que no entrevistó en ningún momento a participantes de los talleres o funcionarios con los que hayamos trabajado, por lo que llama la atención la valoración de dicho informe». 

La ONG aclaró que no tienen intención en mantener un enfrentamiento con el Ministerio del Interior, sino «exhortar el cumplimiento de los convenios vigentes».

«Y recordamos que ya hace trece días que se nos prohibió el ingreso a las cárceles con una justificación que ya fue contradecida por el propio Ministerio del Interior», concluyeron. 

 

 



Fuente