Luis Alberto Heber
Fabio Quevedo y Luis Alberto Heber en la sede de la Dirección Nacional de Policía Científica. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, aseguró que «la gente de trabajo, que es honrada, trabajadora, no tiene ningún inconveniente en mostrar sus documentos y decir a donde va».

«Al revés agradecen que los paren», señaló.

El ministro justificó las medidas dispuestas por la Ley de Urgente Consideración y remarcó que hay que respetar a la Policía, «que es quien arriesga su vida por defender a la sociedad trabajadora”.

«Cuando se da la voz de alto, y si se desobedece, la policía tiene la obligación de salir a perseguirlo. Esa es una orden del ministro del Interior», indicó el jerarca.

«Lamentablemente lo que sucedió en Durazno es que en esa persecución, la persona tuvo un accidente y perdió la vida, lo que muchos lamentamos. Pero la obligación del policía es salir a perseguir, porque por algo no para frente a la voz de alto de la policía”, agregó.

Por último, defendió las disposiciones de la LUC y aclaró: «No hay un solo caso de gatillo fácil en el Uruguay durante todos estos meses de vigencia de la LUC».

«Hay un articulado de la LUC que genera que no se puede agraviar ni insultar, ni agredir a un Policía, porque antes, lo teníamos desprotegido por parte de la gente, que podía hacer cualquier cosa y el Policía no podía reaccionar”, concluyó.



Fuente