Imagen de archivo de botellas de cerveza Heineken en un bar en Monterrey, México. 20 junio 2017. REUTERS/Daniel Becerril
Imagen de archivo de botellas de cerveza Heineken en un bar en Monterrey, México. 20 junio 2017. REUTERS/Daniel Becerril

BRUSELAS, 20 abr (Reuters) – Heineken NV logró un aumento mayor de lo esperado en las ventas de cerveza en el primer trimestre, gracias a la reapertura de los bares europeos tras la pandemia de COVID-19, lo que permitió a la empresa mantener sus previsiones para 2022 a pesar de la incertidumbre añadida por la guerra en Ucrania.

Los volúmenes de venta de cerveza aumentaron un 5,2% en términos comparables con el mismo periodo del año anterior, dijo el miércoles la segunda mayor cervecera del mundo, superando la previsión media del 3,5% en una encuesta elaborada por la empresa.

El aumento en Europa fue del 11,5%, impulsado por la constante relajación de las restricciones frente al coronavirus, con lo que las ventas de cerveza de Heineken en bares y restaurantes casi se triplicaron.

El fabricante neerlandés de las cervezas Heineken, Sol y Tiger y de la sidra Strongbow dijo que la invasión rusa de Ucrania ha traído más incertidumbre a las perspectivas económicas mundiales y a los mercados de materias primas.

«Esperamos que las crecientes presiones inflacionistas afecten a la renta disponible de los hogares y un consiguiente riesgo para el consumo de cerveza a lo largo del año», dijo Heineken en un comunicado, haciéndose eco de una opinión expresada por primera vez en febrero antes de que Rusia invadiera Ucrania, en lo que Moscú llama una «operación militar especial».

Heineken dijo que se está beneficiando de las posiciones de cobertura tomadas en 2021, pero que se enfrenta al aumento de los costes, a los retos de la cadena de suministro y a la presión de su decisión de abandonar Rusia.

Sin embargo, la empresa mantuvo su previsión de mejora de «estable a modesta» de su margen de beneficio operativo en 2022.

(Reporte de Philip Blenkinsop; edición de David Goodman; traducción de Darío Fernández)





Fuente