Argentina le ganó a Uruguay 1 a 0 y nuevamente el equipo celeste tuvo una performance muy mediocre.

Muchos nombres de famosos jugadores uruguayos en la cancha, pero no juegan a nada, son individualidades que jamás encuentran un juego colectivo.

La formación inicial colocada por el maestro parecía acertada, pero, cuando llegan a la cancha comienzan las actuaciones mediocres de muchos jugadores y se desvirtúan todas las expectativas previas.

El primer error fue colocar a Valverde como carrilero por derecha. Baja sensiblemente su juego.

Pensábamos en una buena dupla por izquierda entre Viña y De la Cruz, fracasaron ambos.

Bentancur y Torreira no dieron pie en bola como dobles cinco.

Cavani fue el que más quiso, pero no alcanzó para crear peligro.

Y Suarez si se llamara Pérez o González no es titular en este equipo.

Vamos a decir las cosas como son, no jugamos a nada, no hay un padrón de juego, todos corren detrás de la pelota, Tabárez sigue jugando a no perder, seguro se fue satisfecho con el resultado, esa es su postura.

Se rompió el récord de minutos sin hacer goles del año 2017 de la selección.

Puso a Ocampo y lo posicionó sobre la izquierda, donde no rinde, es sobre la derecha donde puede desnivelar. Terminó Ocampo siendo amonestado por dos faltas seguidas a 5 metros del banderín del córner, pero en la cancha de Uruguay.

Al chico Torres por la derecha con la responsabilidad de marcar en la cancha de Uruguay como lateral delante del lateral.

El gran responsable, el entrenador que los manda a la cancha A NO PERDER y si se puede INTENTAR GANAR.

Y así vamos a perder 7 partidos de cada 10.

Nunca va a sacar Suárez, sería un conflicto seguro, pero hoy, los cambios debieron ser Jonathan Rodríguez por Suárez al final del primer tiempo, pero…



Fuente