Hace unas semanas, tomamos contacto con un documento firmado por varias personas conocidas en la política del departamento de Lavalleja.

Luego de leerlo detenidamente, no podíamos creer lo que estábamos viendo.

La ex senadora Carol Aviaga del Herrerismo, del Partido Nacional para ser candidata a intendenta de Lavalleja, necesitaba cierta cantidad de votos en la convención, pero, los que había logrado en las elecciones Nacionales, no le alcanzaban.

Así fue, que comenzó el diálogo con la agrupación de la lista 80 que lidera María del Verdún Fernández la ex Senadora.

En ese diálogo, se llegó a un acuerdo político, de esos que acostumbran en el sistema político.

Podríamos escribir un libro contando la cantidad de “acuerdos” que conocemos a lo largo de 25 años al frente del semanario El Bocón de los políticos, pero, dejar escrito todo lo que no debe saberse, es ya muy loco.

Además de escribir el acuerdo, no alcanzó con ello, y lo firmaron los tres convencionales y la propia Carol Aviaga.

Seguramente ustedes ya estarán queriendo saber qué dice ese convenio ¿Verdad?

Y les vamos a dar el gusto.

 

En Minas a los 6 días del mes de diciembre de 2019, en el local central de la lista 80, Agrupación Lavalleja con Sartori, se reúnen la señora Carol Aviaga, líder de la lista 404 del Partido Nacional y los convencionales María del Verdún Fernández, Luis de la Llana y Raúl Tolosa, quienes convienen los siguientes términos,

La señora María Verdún Fernández integrará el equipo MIDES de Lavalleja, el Luis de la Llana recibirá una compensación equiparada al sueldo de un capataz general, y el señor Raúl Tolosa será integrado al equipo de la dirección de prensa de la intendencia departamental con un contrato acorde a la función.

Los convencionales mencionados, por tanto comprometen, acompañar con su voto a la señora Carol Aviaga, en la convención departamental y en la campaña respectiva, con miras a la elección departamental.

Leída que fue se firma por parte de los acordantes, ratificando el contenido de la presente, en todos sus términos.

 

Carol Aviaga

 

María del Verdún Fernández

 

Luis de la Llana

 

Raúl Tolosa

 

Les recomiendo a nuestros lectores, que se tomen dos minutos más y lean de nuevo ese disparate que firmaron estas personas.

Resulta que para conseguir esos tres votitos en la convención, el “acuerdo” era meter a trabajar en el estado a dos convencionales, y subirle el sueldo con una compensación a otro.

¿Ahora entienden cuando me caliento y hablo de repartija con el dinero de todos nosotros?

Carol Aviaga se comprometía a regalarles el obelisco con tal de conseguir los tres votos que le faltaban para poder ser una de los candidatos a la intendencia de Lavalleja.

Y los tres convencionales pretendían un trabajo para darle sus votos.

¿Y saben algo? Esto es absolutamente normal para ellos. Porque lo hacen casi todos, porque es corriente este tipo de repartija, es una versión moderna del famoso toma y daca.

Tenemos conocimiento en otros departamentos que el intendente por acuerdo anterior a la elección pone de secretario de la intendencia a quién le mandan por un acuerdo anterior.

Hay casos increíbles de Diputados electos que ya tienen firmado que va a actuar los tres primeros años y luego asumirá su suplente. Es que el suplente puso mucho dinero para la campaña y tiene que “recuperar” parte del mismo.

Además el que renuncia a los tres años, tiene por ley un año de subsidio con un 85% del salario de un diputado con el objetivo de “reinsertarse” a la sociedad. Mientras que el nuevo diputado cobra otro salario.

Quisimos hablar con María del Verdún Fernández, a quién conocemos hace muchísimos años, pero prefirió tener “ética” y no hablar, solo nos confirmó que el documento que le mostramos, era real.

Se siente traicionada por Carol Aviaga, que no solo jamás cumplió lo firmado, sino que, también, nunca más le dirigió la palabra, aunque se han cruzado.

Estoy totalmente en desacuerdo con este tipo de documentos firmados por los políticos, disponiendo de cargos públicos, y el dinero que eso implica.

No tengo claro si se trata de un delito, pero si de algo estoy seguro, que es algo inmoral.

Seguramente a muchos políticos no les interesa que les digan inmorales, pero es inmoral este tipo de acuerdos.

Carol Aviaga ahora fue acomodada por su amigo Luis Lacalle Pou inventándole un cargo en el Ministerio de Medio Ambiente.

Cobró un año entero el subsidio por haber sido senadora 185.000 mil pesos por mes, casi 50.000 dólares.

En lugar de insertarse a la sociedad, volvió a subirse a un cargo del Estado.

Inaudito desde todo punto de vista.

Aviaga ha dejado dinero sin pagar en medios de comunicación, que no es el nuestro.

De la elección de cinco años atrás, cuando salió senadora, no pagó la publicidad contratada en un multimedio de Minas, y lo canceló cinco años después.

Esa es la persona de confianza en Lavalleja del presidente de la República.



Fuente