RESPUESTA  DEL INSPECTOR NAVAS ANTE LA DIFUSIÓN DE VIDEOS ALTERADOS DE SUS CLASES, POR PARTE DE PRENSA INESCRUPULOSA

 

¨Ante la difusión de videos que viene haciendo el periodista Gabriel Pereyra, sobre clases que dicto en la Escuela Nacional de Policía, tomados ilegalmente de la plataforma digital reservada de ese Instituto, debo aclarar que se trata de una artera maniobra técnica, cortando tramos y volviendo a editar de forma que queden descompaginados y descontextualizados de su versión original, con el propósito de generar ideas alejadas de los conceptos que realmente se trataba de expresar a los alumnos.

En efecto, la clase de Ética aplicada a operaciones tácticas, estaba siendo impartida mediante la metodología práctica de “DILEMAS” a resolver en situaciones críticas que se le pueden presentar a un Oficial policial en el terreno de operaciones, con debates de aula donde se deben examinar todas las opciones posibles, tanto las malas o peores, como las buenas o “menos malas”, fundamentando en cada caso, las razones de su calificación como tales.

Uno de los objetivos es entender cómo razona quien se equivoca al evaluar una situación operativa y qué consecuencias deberá afrontar por sus decisiones, a fin de prevenir esos desenlaces negativos.

Se trata de estimular el pensamiento crítico, confrontando lo bueno y lo malo, pero buscando argumentos que expliquen cada concepto. Lo que implica trascender lo meramente legal impuesto por la norma jurídica e ingresar en la valoración ética de los actos, en modalidad tipo “Taller”, de modo que todos opinen libremente sobre cada caso planteado, hasta que se lleguen a conclusiones válidas y recomendables, que sirvan como guía a los futuros tomadores de decisiones.

Quien editó el nuevo video sólo incluyó los tramos que tratan las “malas” o inconvenientes opciones para resolver el Dilema, induciendo así a error de interpretación por quienes escuchen mis dichos.

El periodista que se prestó para difundir este video maliciosamente editado, lo recibió de manos del Sindicato de Policías de Montevideo (dependiente del PIT CNT), no cumplió con el deber de confirmar esa información, consultando al respecto (derecho a réplica, a defenderme), sino que por sí mismo me declaró “culpable” sin más trámite, pasando a explotar la noticia a través de las redes sociales, abusando de su condición de comunicador social y del respaldo que goza como tal. Incluso anteayer anunciaba muy orgulloso, que había logrado que el Ministro Heber me “despidiera” del cuadro de Profesores (un disparate que la gente cree).

Una idea fuerza central era que todo Jefe a cargo de un Operativo, no sólo debe asumir plenamente sus responsabilidades, sino RESPALDAR a su personal en todo lo posible, en caso de un resultado indeseado, lo cual es probable en situaciones críticas de uso de la fuerza o emergencias, por múltiples motivos (errores, accidentes, reacciones emocionales, etc); factores no comprendidos por quienes nunca han asumir tan altos riesgos y siempre han estado “en la cómoda”.

Esa actitud de respaldo a sus efectivos y de asumir las consecuencias negativas, es propia de los verdaderos Líderes, y precisamente es el objetivo de estas clases: incentivar el Liderazgo policial, hoy tan decaído por causas que no vienen al caso.

Es que los policías operativos son seres humanos y bajo presión pueden cometer errores. Obviamente, me referí a un respaldo dentro de ciertos parámetros éticos y profesionales, y no a una luz verde ilimitada, de modo de actuar como una “Fuerza” profesional, unida y con cohesión, pero jamás una “horda” indisciplinada.

Si bien admito que quizás algunas referencias que puse espontáneamente como ejemplo, no fueron las más adecuadas a un ámbito académico, por prestarse a mala interpretación de mensaje, lo que se buscaba era incentivar la discusión sobre los conceptos vertidos en cada caso, lo cual se logró con los participantes, que siempre acompañaron el desarrollo de esos ejercicios teóricos.

Quedo tranquilo con mi conciencia y accionar. El personal policial (los operativos, no los acomodados y vagos que huyen del peligro de las calles) me conoce muy bien y muchos ciudadanos también.

Destaco que en Marzo del año pasado, las nuevas Autoridades me solicitaron reincorporarme a la docencia, debido al desastroso estado en que recibieron el sistema educativo policial y la mala preparación del personal en general, lo que acepté y he venido realizando con suma dedicación e intensidad, exclusivamente por vocación y amor a esta tan apasionante como ingrata profesión.

Otro tema aparte, es porque el Sindicato Policial de Montevideo enfoca sus baterías hacia mi persona, en lo que ya es una persecución política por mi forma de pensar y actuar, pero eso lo explicaré en otro mensaje.

Finalmente en el día de la fecha, entendiendo que estoy siendo blanco focalizado de los mencionados ataques sindicales -SIFPOM- por diversos medios, a fin de no afectar el normal funcionamiento institucional de la Dirección Nacional de la Educación policial, he optado por presentar mi renuncia a la Coordinación Docente y al cuadro de Profesores de la DNEP, agradeciendo la oportunidad que se me ha dado de retomar contacto y aportar en lo profesional, a nuestra amada Institución Policial.

Recurro a este medio, porque no cuento con los recursos económicos y políticos del poderoso Sindicato de Montevideo, y a nadie le interesa levantar los «descargos» o defensa de un policía que actúa en solitario, sin respaldos de nadie, como fue durante toda su carrera.

Agradezco profundamente a todos los camaradas, amigos y ciudadanos que me vienen manifestando su respaldo en esta penosa situación.¨



Fuente