En el marco de la creación de carreras docentes de carácter universitario

Una delegación de EduCluster Finland del University of Jyväskylä Group, que comparte la experiencia de la educación finlandesa y su know-how a través de alianzas con países en todo el mundo, visitó Uruguay para intercambiar prácticas de formación docente con diversos actores del sistema educativo. Dos de sus integrantes dialogaron con CRÓNICAS sobre sus vivencias en el país y la importancia de la titulación universitaria en la materia.

Uno de los planes trazados por el Ministerio de Educación (MEC) para este quinquenio es otorgarle carácter universitario a la formación docente, una antigua reivindicación de profesores y maestros. Para ello, la Ley de Urgente Consideración prevé un mecanismo de acreditación de la carrera que permite que los egresados de los institutos docentes del país tengan un título universitario.

El proceso de creación de las carreras de formación docente con rango universitario fue uno de los proyectos que debieron postergarse debido a la pandemia, tal como explicó a CRÓNICAS el ministro de Educación, Pablo da Silveira, en su edición del pasado 5 de noviembre.

Para lograr este objetivo se creó el denominado Seminario Nuevos Rumbos, que reúne a unas 140 personas de centros de formación docente de todo el país que van a ser, en parte, los protagonistas del diseño de las nuevas carreras, comentó el jerarca en esa oportunidad. «La idea es ponerlos en contacto con buenas prácticas a nivel internacional, y armamos un programa con docentes de Argentina, Chile, Colombia, México, España, Estados Unidos, Finlandia, entre otros. Como era esencial que esto fuera presencial, la pandemia nos obligó a postergarlo varias veces», agregó. Sin embargo, se pudo llevar a cabo en el segundo semestre de este año.
Este seminario plantea, a través de sus 10 módulos a cargo de expositores nacionales e internacionales, cambios en la formación terciaria en educación. «La meta es preparar e informar a los participantes para que diseñen propuestas de carreras docentes que cumplan las condiciones requeridas para su reconocimiento académico universitario», indicaron a CRÓNICAS desde el equipo de Dirección de Educación del MEC. El curso está dirigido al personal directivo, técnico y docente de entidades públicas y privadas que aspiren a impartir carreras universitarias de formación en educación.

De esta manera, los participantes de todo el país podrán generar cambios en sus centros educativos que permitan caminar hacia la habilitación universitaria, así como también generar una actualización en temáticas y contenidos educativos.

El caso de Finlandia
Una de las instituciones que ha trabajado en el tema en alianza con el gobierno uruguayo ha sido EduCluster Finland del University of Jyväskylä Group, que presta servicios de desarrollo profesional a profesores, líderes educativos y directores de educación, y comparte la experiencia de la educación finlan-desa y su know-how a través de acuerdos con gobiernos, ministerios y centros educativos en todo el mundo.

Reetta Savolainen y Sini Palm, expertas en formación docente con amplia trayectoria en diversas áreas de educación e integrantes de EduCluster Finland, conversaron con CRÓNICAS acerca de la instancia que vivieron en Uruguay en el marco de este programa.
La colaboración entre Uruguay y Finlandia ha sido «muy positiva» y se ha logrado fortalecer ese vínculo, según coincidieron ambas entrevistadas. «Ha sido una experiencia maravillosa. El propósito era compartir ideas y contar cómo es la educación en Finlandia», afirmó Savolainen.

Por su parte, Palm sostuvo que la organización a la que pertenece trabaja en diferentes países y contextos, por lo que los equipos de trabajo se adaptan a cada lugar, según sus fines y necesidades. También resaltó la importancia de intercambiar prácticas con Uruguay y aprender de su sistema educativo.

En Finlandia existe la titulación universitaria para profesores y maestros, pero no hay universidades destinadas únicamente a formar docentes, sino que son «multidisciplinarias». Esto es así, aseguró, porque «el mundo está en cambio constante y para desarrollar ciertas habilidades es fundamental tener contacto con varias disciplinas».

La especialista destacó la relevancia de tener rango universitario en esta área, que en su país de origen implica «una calificación de nivel muy alto», donde lo esencial «es el contenido de la titulación, es decir, que sea de calidad».

Consultada sobre qué explica el éxito de Finlandia en materia educativa, Palm aseveró que allí se apunta a «aprender para la vida, que es la idea final de la educación, no solo para el curso». También se valoran los estudios continuos y la autoevaluación. A su vez, resaltó que el enfoque está puesto en el estudiante.

La pandemia y sus impactos
Con respecto a los efectos de la pandemia en el aprendizaje, Savolainen dijo que como en Finlandia está incorporada la flexibilidad en la educación en términos de espacios físicos, «no ha sido tan drástico» el pasaje a la modalidad remota como para otros países.
En tanto, Palm remarcó que en el país europeo se ha hablado mucho sobre el bienestar emocional y social debido a la pandemia. En ese sentido, señaló que los estudiantes de secundaria han sido más afectados, dado que tuvieron que estudiar a distancia en mayor medida y durante mucho tiempo. Esto implicó que el gobierno finlandés debiera volcar recursos económicos para contar con más profesores por determinado plazo, considerando, además, que algunos de ellos pasaron por «situaciones de estrés» al tener que adaptarse a enseñar en forma remota.

Crónicas



Fuente