Los intendentes de Salto, Paysandú y Río Negro terminaron de ajustar este lunes la plataforma de medidas que, esta semana, le
presentarán al Poder Ejecutivo con el objetivo de mitigar el previsible impacto que tendrá la reapertura de las fronteras con Argentina en el comercio de esos departamentos.

Andrés Lima, Nicolás Olivera y Omar Lafluf mantuvieron una reunión «técnica» con los representantes de los centros comerciales de la región
y allí definieron tres propuestas que, según dijo Lima a El Observador, le serán elevadas al secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado.

En primer lugar se pedirá al gobierno la instrumentación en esas zonas de »precios de frontera» para los productos de la canasta básica, en un mecanismo
similar al que ya se aplica en el litoral con respecto al combustible, que allí se vende con 24% de descuento con respecto al resto del país.

Lima apuntó que en la propuesta no se especifica una cifra concreta, que deberá ser definida por el gobierno. De todas formas, el jefe comunal
salteño sostuvo que debe tratarse de una »rebaja importante» para que los uruguayos residentes en esos departamentos encuentren atractivo comprar en los comercios locales.

Los tres intendentes le pedirán también a Delgado la instrumentación de un descuento en el IVA a las compras a través de mecanismos electrónicos que se realicen en sus departamentos. Y, en tercer lugar, otro descuento en ese tributo a los uruguayos que opten por hacer turismo en la zona.

La reunión de los tres jefes comunales con Delgado tendrá lugar entre jueves y viernes en la Torre Ejecutiva, ya que esos días Lima, Olivera y Lafluf coincidirán en Montevideo.

La inquietud de los intendentes surgió ante el temor de los efectos que la reapertura de fronteras pueda tener en el comercio local, tomando como
base la drástica caída del tipo de cambio real con Argentina en los últimos tres años, lo que llevó una fuerte merma del poder adquisitivo de los argentinos en Uruguay y a un sensible incremento del de los uruguayos del otro lado del río.

En relación con la temporada 2017-2018 el tipo de cambio cayó 25% en 2018-2019 y 36% en 2019-2020. Hoy en día, la paridad cambiaria indica que el poder de compra del peso argentino se redujo a menos de la mitad (45%) respecto al nivel de 2017-2018. Los departamentos fronterizos del litoral sufren el impacto de esta situación cambiaria desde hace mucho tiempo.

Al día de hoy, al uruguayo le sale tres veces más barato comprar en Argentina varios artículos de la canasta de consumo, aunque la pandemia revitalizó al comercio local debido al cierre de los puentes. Los uruguayos dejaron de cruzar a Argentina para hacer compras y las ventas en los departamentos del litoral crecieron en un promedio de 30%.

El Observador



Fuente