Un grupo de personas comenzó una recolección de firmas por change.org expresando su «sorpresa» ante las afirmaciones realizadas por Valentín Trujillo, director de la Biblioteca Nacional.

En una actividad de la Fundación Mario Benedetti (FMB) el pasado 12 de mayo, Trujillo dijo que «la dictadura en Uruguay también tuvo sus programas de apoyo a la cultura».

«Con todos los problemas políticos, sociales, legales y demás que tuvo la dictadura en el Uruguay, también tuvo sus programas de apoyo a la cultura. Sería tonto negarlo. Podemos tener por supuesto todas las diferencias, todos los matices, y una situación absolutamente anómala, pero incluso allí había programas de apoyo a la literatura, a las artes plásticas, y a otras artes. A ver, entre enormes comillas, gracias al desafío gigantesco, político sobre todo, que significó la dictadura para el Uruguay, el teatro independiente uruguayo tuvo un florecimiento y una ebullición gigantescos. E incluso en muchos casos jugando de una manera muy, muy, muy particular entre lo estatal y lo privado», expresó Trujillo en la 6ª mesa de los diálogos colectivos sobre la situación de los escritores y escritoras en el Uruguay.

Tras esas declaraciones, los firmantes señalan: «Claro que hubo creación artística y cultural, valiente, decidida, pero a pesar de las prohibiciones, persecuciones, prisiones y censuras que la dictadura imponía».

«Hubo cultura pese a la dictadura, no gracias a ella, sino como resultado del apoyo de los ciudadanos y ciudadanas que respaldaron la cultura democrática. Nada de lo que hayan propiciado desde el régimen – esencialmente arte obsecuente y de espaldas al sufrimiento de los uruguayos -, oculta la magnitud del desastre que originaron en el entramado cultural y educativo uruguayo. Esa destrucción sistemática tiene un impacto que llega hasta nuestros días», agregan.

Los firmantes sostienen que «en su intervención el señor director de la Biblioteca Nacional no hace mención a estas cuestiones, y por ende pone el acento en una de los platillos de la balanza. Por cierto tampoco nombra cuales eran esos programas de ‘apoyo a la cultura;. ¿Se refiere el director a la clausura de prensa, la prohibición de artistas, la vigilancia en las salas?».

«A los artistas uruguayos, y a los escritores, correspondió un lugar relevante en las acciones hacia la reconquista democrática. No fue tarea solo de los artistas, pero los artistas participaron. No fue solo tarea de los escritores, pero los escritores participaron. No fue tarea de un solo partido político, todos los partidos políticos democráticos participaron de aquella gesta. Las declaraciones del señor director son especialmente graves por haber sido pronunciadas desde su rol de director de la Biblioteca Nacional, dicho sea de paso una de las instituciones que en el período fue escenario de censuras, persecuciones e intervenciones», aseguran.

Por su parte, la Fundación Mario Benedetti, organizadora del evento donde Trujillo expresó las mencionadas declaraciones, emitió un comunicado señalando que la fundación «promueve el diálogo y la reflexión» y «la libertad de expresión dentro de los límites de respeto mutuo, humano y democrático».

Sin embargo, más allá de la discusión libre que la fundación promueve, señalan sobre los dichos de Trujillo que «obligan a recordar que la FMB es una institución creada en vida por Mario Benedetti para la promoción de los DDHH, con hincapié en todas las heridas y consecuencias que conllevó la dictadura, además del apoyo a los escritores/as nacionales».

«De más está decir que Mario fue perseguido por la dictadura y amenazado de muerte al igual que cientos de artistas, y que hasta sus últimos días luchó contra esas barbaries. Nos es importante recordar, a la vez, lo que significó la contracultura, esas voces de la cultura en resistencia que constituyeron una valiente herramienta de creación en el ámbito teatral, musical y poético», concluye la fundación.





Source link