A pedido del fiscal Augusto Martinicorena, la jueza Berenis Peinado formalizó en Salto la investigación contra el principal sospechoso del crimen de Tamara Borges.

La Justicia lo imputó por homicidio muy especialmente
agravado, por tratarse de un femicidio, con prisión preventiva por 180 días,
mientras dura la investigación, informó el director de comunicación de la Fiscalía
General de la Nación, Javier Benech. Durante estos seis meses, el fiscal deberá reunir prueba para acusar al imputado en juicio oral.

La Unidad de Víctimas y Testigos de Fiscalía está trabajando con la familia de la joven brindando apoyo y contención a familiares.

La joven de 24 años se ausento de su hogar el jueves para ir
a trabajar y dejó a sus hijos al cuidado de familiares, informó el portal salteño
Laguardia
. Tras la denuncia de su familia, la Policía comenzó con una
investigación que llevó a un automóvil, al que se habría subido la víctima por última
vez, cuyo conductor fue detenido e imputado.

El jefe de Policía de Salto, Carlos Ayuto, informó a Laguardia
que “el sistema de cámaras de videovigilancia que tiene la Jefatura de Policía
de Salto permitió determinar que la mujer subió a ese vehículo, al que pudieron
seguirlo y tras hacer una triangulación con los teléfonos celulares pudieron
saber que en un momento determinado el vehículo fue hasta esa zona”.

Las pistas seguidas por los investigadores los llevaron a by
pass que une el camino de acceso a la represa de Salto Grande y la ruta 3,
donde cruza el arroyo San Antonio. Allí, en una zona boscosa, encontraron el
cuerpo de la joven que estaba descubierto, detenido entre las aguas y las ramas
que golpeaban el caudal de agua. El cadáver fue retirado por Bomberos en
presencia del fiscal y derivado a la morgue judicial.

El portal salteño informa que los cuatro hijos de Borges
tienen entre 6 y 9 años. Además, agrega que una de sus hermanas fue asesinada en
Montevideo hace algunos años.





Source link