Se trata de la mayor inversión realizada en el Puerto de Montevideo.

Tal como se anunció hace unas semanas, la inversión será de 455 millones de dólares. Los primeros trabajos consisten en excavar la roca, retirar el
barro y colocar la arena.

También en esta primera etapa se pavimentarán 22 hectáreas para lo que será la segunda playa de contenedores.

La empresa belga Katoen Natie, propietaria del 80% de la Terminal Cuenca del Plata, anunció el comienzo de las obras de expansión en el
puerto de Montevideo que incluye una segunda playa de contenedores de aproximadamente 22 hectáreas y un segundo muelle de aproximadamente
700 metros, así como la modernización de los accesos de camiones en la terminal. Tal como fue anunciado hace unas semanas, el total de las obras implicará una inversión por parte de la empresa de 455 millones de dólares.

Según explicó el Ing. Rodolfo Laporta, Gerente de Proyectos de Katoen Natie, los primeros trabajos que están comenzando a llevarse a cabo consisten en excavar entre 200.000 y 250.000 metros cúbicos de roca, sacar 2 millones de metros cúbicos de barro y se utilizarán más de 3 millones de
metros cúbicos de arena.

Asimismo, se procederá a pavimentar 22 hectáreas y se realizará un muelle sobre pilotes con un deck de 60 metros de ancho. Para esta primera etapa se comenzará con 5 grúas pero se espera tener entre 8 y 9.

«Es una obra realmente magnífica de una dimensión que el puerto de Montevideo desconoce», sostuvo el ingeniero Laporta.

Cuando comenzaron sus operaciones en 2001, recibieron 8,5 hectáreas pavimentadas y 13 en tierra, mientras que hoy, 20 años después, cuentan
con unas 38 hectáreas en tierra de las cuales 30 están pavimentadas.

«Son grandes cambios, pero debemos pensar que en pocos años cuando esté terminada esta obra, ya estaremos con 58 hectáreas y media pavimentadas y en operación», dijo Laporta y describió la futura Terminal como un «un lugar ideal para la fácil operación de los grandes buques».

Para hacer las obras se están basando en un buque de 400 metros de eslora y 59 metros de manga y con un calado de 14 metros que podría llegar
hasta los 16. «En cuanto al tamaño, es el mismo buque que se atracó en el Canal de Suez. Ese es el tipo de expectativa que tenemos hacia el futuro,
y estamos mirando a un futuro muy lejano. Aunque esos barcos no vengan mañana, tenemos que diseñar el muelle para que puedan venir al puerto de Montevideo», afirmó Laporta.

En cuanto a las áreas que se encuentran trabajando en la obra, Laporta explicó que hay una gerencia de proyectos que está directamente vinculada al desarrollo de esta obra, pero al mismo tiempo, esa gerencia de proyectos depende de la gerencia de operaciones, que son quienes establecen qué dimensión debe
tener el muelle en base a qué barcos se espera que lleguen al puerto de Montevideo.

A su vez, cuentan con gerencias de técnicas que son quienes informan cuántas grúas y de qué tamaños y pesos van a tener, para en base a eso diseñar un puerto que pueda soportar ese tipo de cargas. «Cada sector participa directamente en el desarrollo del proyecto y aprovecharán lo que se construirá», informó el Gerente de Proyectos de Katoen Natie.



Fuente