Hongo de Tacuarembó en Tacuarembo: 3 opiniones y 1 fotosEl pasado viernes 2 de julio, en Montevideo, falleció el Ciudadano Ilustre de Tacuarembó, Arquitecto Walter Domingo, ideólogo e impulsor  junto al Intendente Raúl Saturnino Goyenola de los Centros de Barrio, formato urbanístico y comunitario pionero en América. Transcribimos conceptos sobre su vida y obra:

Walter Domingo, el arquitecto de la modernización. Nace Walter Domingo Diez el 15 de enero de 1923 en Montevideo, hijo de los españoles inmigrantes Juan Domingo Sanz y Domínica Diez.

Alumno de los reconocidos profesores Julio Vilamajó y Mauricio Craviotto, egresa de la facultad de Arquitectura el 4 de octubre de 1948, afincándose en Tacuarembó en 1950, donde se casa con su colega Elodina Balestra el 25 de setiembre de 1950. Un mes antes es contratado por el intendente nacionalista Teófilo Carneiro, sin mirar su pelo político, ya que siempre fue un discreto socialista. Llegaba recomendado por su suegra Fresolina Pedrozo de Balestra, cuya familia mantenía relaciones de amistad con el jerarca. Pasa a ocupar la dirección de Arquitectura dejada hacía varios meses por el arquitecto Pou Cardozo. Como el agrimensor Goyenola no era arquitecto, dada la norma vigente, éste ejercía la subdirección, de ahí la naciente estrecha relación que será fundamental para el futuro desarrollo de la ciudad de Tacuarembó. Cuando Goyenola accede a la Intendencia, lo ratifica en la dirección y desde allí se inicia un accionar que marcará la historia urbanística de nuestro departamento.

Domingo recibía periódicamente la revista francesa “La arquitectura de hoy”, desde ella podía extraer ideas y proyectarlas en su profesión. La idea de los centros de barrio surge de conversaciones sobre el plan regulador de la ciudad con el Intendente, partiendo de la base de crear emprendimientos para cubrir necesidades sociales, con la base primaria a cargo de los propios habitantes del barrio, nucleados en comisiones que los administren. Así se inician los estudios de los proyectos que van a consolidar una labor excepcional en nuestro medio. 

Las obras municipales donde interviene directamente son: el centro de barrio No.1 en barrio Ferrocarril, el campo de deportes con estadio, pista de atletismo, velódromo y otros deportes, el centro de barrio No.2 en barrio López, el matadero del abasto, reforma del parque Rodó, la plaza de las Américas, el inicio de la construcción de las instalaciones del centro de barrio No.3 y el barrio 18 de Julio con viviendas en suelo cemento, para desalojados por las inundaciones de 1959. En las obras fue único proyectista, calculista de estructuras y director de las construcciones. Junto a su esposa en el estudio particular, efectúan diversos proyectos de viviendas y establecimientos en Tacuarembó y Paso de los Toros, marcando su estilo personal. 

A fines de 1962 vuelve a la capital, ingresando desde el año siguiente, como asistente, a la cátedra de proyecto de la facultad de Arquitectura de la Universidad de la República. De 1970 a 1974 ocupa el cargo de director de arquitectura de la Universidad del Trabajo, así como otros cargos docentes. De 1975 a 1982 se desempeña como especialista internacional del Banco Interamericano de Desarrollo Urbano y Educación en Honduras, Bolivia y Panamá. También dedica su tiempo a escribir temas técnicos, publicando en 1987 “El Centro de barrio, integrador de comunidades, “Arquitectos renovadores del Uruguay” en 1993 y “El arquitecto y la gente” en el 2000. 

                                                                                   

 



Fuente