FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy

Italia se proclamó campeón de la Eurocopa al vencer 3-2 a Inglaterra por penales, ya que en los 120′ de juego empataron 1-1 en el Estadio de Wembley. Hubo un hecho que llamó la atención en la tanda de penales y fue la estrategia que empleó Giorgio Chiellini para que la selección británica fallara el último tiro.

Las cámaras de la transmisión televisiva captaron al futbolista de 36 años decir la palabra «kiricocho» en el lanzamiento de Bukayo Saka. Ese tiro fue atajado por el portero Gianluigi Donnarumma que le dio el título a la Azzurra.

En las últimas horas, con el título bajo el brazo, Chiellini se encargó de dejar en claro que utilizó la estrategia del «kiricocho» para que su adversario errara el penal y le diera la Eurocopa a la selección italiana.

¿De dónde viene esta cábala? En 1982 un hincha de Estudiantes de La Plata llamado Kiricocho iba todos los entrenamientos del equipo y era acusado de tener mala suerte. Esta historia le llegó al entrenador de ese entonces, Carlo Salvador Bilardo, y lo comenzó a usar como una herramienta para mufar a sus rivales: lo llevaba al vestuario contrincante, a que saliera al campo de juego con los rivales, entre otros.

Con el transcurso del tiempo, varios futbolistas (sobre todo argentinos) utilizaron esa palabra para darle mala suerte al adversario de turno. Chiellini ha tenido muchos compañeros argentinos y, seguramente, de ahí aprendió esta palabra.

FútbolUy. Seguinos en Twitter @futbolportaluy





Source link