El 2 de enero de 2017 en forma sorpresiva murió Álvaro Lamé en el balneario de Piriápolis. Estaba en pareja con la ex Senadora Carol Aviaga desde el año 2012.

Tenía varias propiedades, y vivía en la ciudad de Minas en una hermosa casa en un paraje rural a la salida de la ciudad minuana.

A partir de su muerte, comenzó una puja legal por la casa de su propiedad, ya que Carol Aviaga entendía que le correspondía a ella por la ley de concubinato.

La familia de Lamé entendía lo contrario, y le pedía a la dirigente de Lacalle Pou que desaloje la vivienda.

No hubo acuerdo y la familia debió recurrir a la justicia habiendo agotado toda posibilidad de diálogo con Aviaga.

Casi cinco años después, la justicia en sentencia definitiva le dio la razón a la familia de quién fuera la pareja de Aviaga y la ex Senadora actual jerarca del Ministerio de Medio Ambiente Carol Aviaga deberá desalojar la casa y llevarse lo que eran sus pertenencias cuando llegó a la vivienda.

Seguramente Aviaga intentará nuevamente poner trabas para irse, por lo que se espera un nuevo juicio por desalojo.

Una vergüenza más de las tantas que últimamente ha pasado Aviaga que la desprestigian mucho.

Las deudas que deja en su camino político ya son tema colectivo en Minas, especialmente a medios de comunicación que muchas veces se les hace tan difícil cobrarle que se hace imposible.

Algunos medios de comunicación nos han dicho que no le pueden cobrar lo gastado en la campaña electoral y en algún caso demoró de una elección a la siguiente saldar su deuda.

Sin olvidar el papelón con el documento que salió a luz firmado por Carol, con una agrupación del Partido Nacional, a la cual le prometía cargos en MIDES y en la intendencia de Lavalleja, en canje de los votos de tres convencionales para que ella fuera candidata a intendente.

Pero igualmente “Papá Luisito” la acomodó en el Ministerio de Medio Ambiente ahora luego de cobrar un año entero 50.000 dólares como subsidio por haber perdido su banca de senadora.

Increíble pero cierto.



Fuente