El estudio evaluó los datos de casi medio millón de adultos británicos, con edades entre los 38 y los 73 años, que participaron en el proyecto Biobanco del Reino Unido (Getty)
El estudio evaluó los datos de casi medio millón de adultos británicos, con edades entre los 38 y los 73 años, que participaron en el proyecto Biobanco del Reino Unido (Getty)

Los expertos aseguran que tanto la cantidad de horas de sueño como la calidad del descanso son fundamentales para una buena salud física, mental y emocional. Pero aún no se han puesto de acuerdo en la cantidad de horas necesarias para cada etapa de la vida o, incluso, a veces se estima que esto debería ser diferente según cada persona.

Un nuevo estudio realizado por científicos del Reino Unido y China, publicado en la revista Nature Aging, aseguró haber dado con la respuesta.

La investigación, liderada por el profesor Jianfeng Feng, de la Universidad de Fudan, China, indicó que unas 7 horas de sueño es el descanso nocturno ideal para las personas a partir de la mediana edad y que, superarlo o reducirlo, puede significar una reducción en la capacidad cognitiva. Esto implica las funciones de prestar atención, recordar, aprender cosas nuevas, resolver problemas y tomar decisiones.

De acuerdo con los expertos chinos, 7 horas de sueños son la medida perfecta para una mejor salud mental, ya que las personas presentan más síntomas de ansiedad y depresión y un malestar general cuando informan haber dormido períodos más largos o más cortos.

“Si bien no podemos decir de manera concluyente que dormir demasiado o muy poco causa problemas cognitivos, nuestro estudio que analiza a las personas durante un período de tiempo más largo parece respaldar esta idea”, dijo Jianfeng Feng y agregó que “las razones por las que las personas mayores duermen menos parecen ser complejas, influenciadas por una combinación de nuestra composición genética y la estructura de nuestros cerebros”.

Según el nuevo estudio, unas 7 horas de sueño es el descanso nocturno ideal para las personas a partir de la mediana edad (Foto: Pexels)
Según el nuevo estudio, unas 7 horas de sueño es el descanso nocturno ideal para las personas a partir de la mediana edad (Foto: Pexels)

Los investigadores examinaron los datos de casi medio millón de adultos británicos, con edades comprendidas entre los 38 y los 73 años, que participaron en el proyecto Biobanco del Reino Unido, un estudio que supervisó los patrones de sueño, la salud mental y el bienestar, así como el rendimiento cognitivo.

El equipo también estudió escáneres cerebrales de 40.000 personas en el estudio y encontró claras diferencias en la estructura de las regiones vinculadas al procesamiento y la memoria en aquellos que durmieron más o menos de siete horas.

La profesora Barbara Sahakian, del Departamento de Psiquiatría de Cambridge, una de las autoras del estudio, dijo: “Dormir bien por la noche es importante en todas las etapas de la vida, pero particularmente a medida que envejecemos. Encontrar formas de mejorar el sueño de las personas mayores podría ser crucial para ayudarlas a mantener una buena salud mental y bienestar y evitar el deterioro cognitivo, particularmente en pacientes con trastornos psiquiátricos y demencias”.

Los investigadores dijeron que una posible razón para que la falta de sueño desencadene el deterioro cognitivo podría ser la falta de sueño de ondas lentas (profundo), que juega un papel importante en la consolidación de los recuerdos. Los problemas con el sueño de ondas lentas también están relacionados con la acumulación de amiloide, una proteína clave que, cuando se despliega mal, puede causar enredos en el cerebro que son característicos de algunas formas de demencia.

Dormir bien por la noche es importante en todas las etapas de la vida, pero particularmente a medida que envejecemos (Getty)
Dormir bien por la noche es importante en todas las etapas de la vida, pero particularmente a medida que envejecemos (Getty)

El estudio chino-británico indicó una relación entre dormir demasiado o muy poco y los problemas cognitivos, no entre causa y efecto, advirtió Russell Foster, profesor de la Universidad de Oxford y director del Instituto de Neurociencia Circadiana, que no participó en la investigación. En diálogo con CNN, el experto cuestionó que esta investigación no había considerado el estado de salud de los participantes y que dormir poco o mucho tiempo puede ser un indicio de condiciones de salud subyacentes con problemas cognitivos.

Las limitaciones que tuvo el estudio fue que evaluó cuánto tiempo durmieron los participantes en total, pero no consultó acerca de la calidad de esas horas de sueño, como por ejemplo, si se despertaban muchas veces durante la noche. Los voluntarios informaron el número de horas que durmieron por lo que no hubo una medición objetiva. Aún así, sus autores consideraron que por el elevado número de personas involucradas, es posible decir que las conclusiones son sólidas.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente