Publicado:

La medida, que se llevaría a cabo durante el año fiscal 2023, afectaría a modelos antiguos del caza de quinta generación.

La Fuerza Aérea de EE.UU. (USAF, por sus siglas en inglés) planea retirar 33 aviones de combate F-22 Raptor antiguos de su base de Tyndall, situada en el estado de Florida, durante el año fiscal 2023, informa el portal Defense News.

El pasado viernes, el general mayor James Peccia, subsecretario adjunto de presupuesto de la USAF, explicó que actualizar esos cazas de quinta generación para que puedan resistir en combate costaría unos 1.800 millones de dólares durante ocho años.

«Tomaremos aviones operativos y los usaremos para entrenar, pero también podemos tomarlos y usarlos en combate», declaró a la prensa el oficial. «Estamos tratando de modernizar la gama de cazas», añadió.

Actualizar los modelos más modernos

EE.UU. invertirá casi 11.000 millones de dólares en modernizar sus cazas F-22 Raptor

Según el portal especializado en asuntos militares, el Pentágono considera que es mejor invertir ese dinero en actualizar los modelos más modernos de F-22, equipados con sensores avanzados, y en mejorar los F-35A Lightning II, así como en investigar diseños de aviones de combate de vanguardia en el marco del programa ‘Dominio aéreo de próxima generación’.

Asimismo, el medio indica que, en caso de que el Congreso de EE.UU. apruebe el plan, todas las aeronaves retiradas menos tres se enviarán a la base aérea de Davis-Monthan, ubicada en Tucson (Arizona), que funciona como un ‘cementerio de aviones’. De concretarse, la flota de F-22 Raptor de EE.UU. se reduciría de 186 a 153.

La portavoz de USAF, Ann Stefanek, dijo que los F-22 restantes se redistribuirían entre los escuadrones Raptor de las bases conjuntas de Langley-Eustis (Virginia), Pearl Harbor-Hickam (Hawái) y Elmendorf-Richardson (Alaska) y la base aérea de Eglin (Florida).

Principal plataforma de combate aire-aire

Dos posibles cazas estadounidenses de sexta generación 'asoman el morro' en un hangar 'secreto' de Northrop Grumman (VIDEO)

Por su parte, el secretario de la Fuerza Aérea, Frank Kendall, aseguró que no se esperan más ‘jubilaciones’ de sus F-22 a corto plazo, detallando que este modelo continúa siendo su principal plataforma de combate aire-aire.

La flota Raptor ha sufrido un total de 26 accidentes entre los años fiscales 2011 y 2021, según el Centro de Seguridad de la USAF, lo que equivale a ocho percances de clase A y a once de clase B por cada 100.000 horas de vuelo.

Los incidentes de clase A son aquellos que involucran una aeronave destruida o causan la muerte o la discapacidad permanente de un piloto, y cuestan al menos 2 millones de dólares. Los siniestros de clase B son los que ocasionan una discapacidad parcial o permanente o la hospitalización de al menos tres personas, cuyo coste oscila entre 500.000 y dos millones de dólares.

¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!



Source link