Sin la más mínima duda, la medida tomada por la Asociación Uruguaya de Fútbol es totalmente irracional y autoritaria, que deja sin trabajo a un colega.

Está tomada en caliente y se intenta hacer daño económico a Banchero.

Una actitud revanchista, violatoria de los más elementales derechos de trabajo, de libertad de expresión y de prensa.

No vamos a analizar si Banchero dijo cosas inconvenientes o desagradables; porque es la Asociación la que debe analizar los mismos, pero sin la menor duda, que la medida tomada no la acompañamos y la rechazamos fuertemente.

También rechazamos el secretismo y la reserva que imponen cuando las asambleas o congresos deberían permitir a la prensa estar presente.

Porque para informar, hay que estar en el lugar, y además, no hay nada de malo en que se sepa lo que allí expresan.

El parlamento se ve por televisión, nos preguntamos ¿Por qué una asamblea de una división debe ser a puertas cerradas?

Si no hay nada para ocultar, que la prensa esté presente y que incluso filme o grabe lo que allí se dice.

Si los dirigentes de la Asociación Uruguaya de Fútbol sienten que un periodista de una empresa los difama o los injuria, el camino es otro, es recurrir a la justicia y realizar un juicio por esos motivos.

Con esto no queremos decir que el periodista puede decir cualquier cosa, de ninguna manera, pero el periodista es de hecho, responsable de sus dichos y por consiguiente, deberá comparecer ante un fiscal y un juez a defender los mismos o ser sancionado.

¿Si es legal la medida de no dejarlo ingresar a la AUF o un partido organizado por la AUF?

Si, sin dudas que sí, pero jamás vamos a apoyar una medida que no le permita trabajar a un periodista.

Pueden no aceptar más entrevistas de Banchero, están en su derecho, pero todos sabemos que el lugar de trabajo de Banchero es dentro de la AUF y dentro de los Estadios de fútbol.

Es la especialidad de Banchero, lo saben los que impusieron esa ridícula sanción, por lo tanto, debemos presumir, que lo hicieron con la maldad de hacerle perder su trabajo.

 



Fuente