Hoy bien temprano pudimos confirmar que la nafta que vender como PREMIUM más cara que la SÚPER, es la misma, ya que pudimos comprobar con la documentación en la mano, que ambas tienen el mismo octanaje. ¿Por qué entonces llega al consumidor a precios diferentes?

Esto no sabemos a qué se debe, ni tampoco si hace mucho en el tiempo que está ocurriendo. Puede tratarse de un descuido, o de una maniobra, pero lo cierto es que la documentación es muy clara y contundente.

Ambas marcan 90/91 octanos, lo que no amerita diferencia de calidad, y por tanto de precios.

Sin duda que ANCAP no debe una explicación. La esperamos.



Fuente