Publicado:

La portavoz del Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Liz Throssell, señaló este viernes su preocupación por la creciente represión en la sociedad civil Libia, en un comunicado de prensa en Ginebra. Bajo el pretexto de proteger los «valores libios e islámicos», la Agencia de Seguridad Interna (ISA) y grupos del Estado han detenido arbitrariamente a defensores de los derechos humanos y actores de la sociedad civil, y los han sometido a tortura e intimidación.

ISA ha realizado una campaña de difamación en las redes sociales, publicando videos donde los arrestados se declaran «ateos, arreligiosos, seculares y feministas», lo que ha desatado una ola de odio contra los defensores de los derechos humanos en el país. Según denuncias, las confesiones de estas personas habrían sido obtenidas mediante coacción.



Source link