El municipio de La Paloma, Rocha,  abarca una superficie de 247 km cuadrados (más de 200 kilómetros de calles) y tiene una densidad poblacional del 23%. Diez localidades forman parte del municipio: La Paloma, La Aguada, Costa Azul, Arachania, Diamante de La Pedrera, Antoniópolis, La Pedrera, Punta Rubia, Santa Isabel y San Antonio.

El último censo, realizado en 2011, registró una población de menos de 4.000 personas. Diez años después la alcaldía calcula, con base en información proporcionada por UTE sobre contadores activos todo el año, que viven en el municipio de La Paloma entre 10.000 y 12.000 personas. La pandemia impulsó la llegada de miles de personas al territorio.

El 27 de setiembre se realizó la primera audiencia pública del Concejo Municipal de La Paloma. Decenas de vecinos y vecinas se arrimaron a Casa Bahía, un espacio recuperado para la comunidad, a escuchar el balance de los primeros 10 meses e intercambiar sobre sus preocupaciones y propuestas.

Fue la primera rendición de cuentas municipal que realizó Sergio Muniz, que asumió como alcalde por el Frente Amplio luego del fallecimiento repentino de Alcides Perdomo a fines de agosto de 2021.

En la audiencia las autoridades señalaron que el gobierno departamental, con Alejo Umpiérrez (Partido Nacional) al frente, modificó el diseño presupuestal y el municipio recibió menos dinero que en períodos anteriores. Entre 2010 y 2020, señalaron, el presupuesto tenía rubro de funcionamiento y de inversión. En este período se eliminó el rubro inversión que llegaba de la intendencia.

El presupuesto asignado en 2020 fue de $876.000, lo que supone $80 por día por vecina/o, más $120.000 por mes que llega del gobierno central por la OPP (literal A).

También reconocieron que la principal problemática de La Paloma está relacionada con el estado de las calles, pero aseguraron que no pueden arreglarlas por la falta de presupuesto y la dificultosa gestión de la maquinaria con la intendencia.

Otro tema que generó debates fue el comedor municipal. Se señaló que la intendencia no envía dinero para sostenerlo, que funciona por donaciones de empresas y personas de la comunidad.

Días después la intendencia publicó un comunicado en el que desmiente esas afirmaciones. Asegura que le dio una partida fija 28% mayor a la anterior, que le envió una máquina que no se utilizó y que el municipio solicitó hacerse cargo sin ayuda del comedor.

Allí también se menciona el fideicomiso que el gobierno departamental planteó antes de presentar el presupuesto y que no fue aprobado.

Caras y Caretas dialogó con el alcalde de La Paloma, Sergio Muniz, sobre el presupuesto municipal, la relación con las autoridades departamentales y la situación del territorio.

 

¿Cómo se gestionaba el presupuesto antes y cómo se gestiona ahora?

El presupuesto se partía en funcionamiento e inversión. Funcionamiento es un monto fijo más el literal A de OPP que manda todos los meses. [Además] el presupuesto departamental contaba con un rubrado de inversiones; tenía 12 millones para La Paloma y cuando lo fuimos a usar nos encontramos con que debíamos 5.

En el esquema nuevo sigue [el rubro] funcionamiento. El de inversiones lo canalizan en fondos de presupuesto central, de OPP. Todo lo que sea obra e inversión va a depender de un proyecto que presentemos, que lo evalúe la dirección de obras de la intendencia y que tengan fondos de OPP, ya sea por Fondos de Desarrollo del Interior o por Fondos de Incentivo a la Gestión Municipal que son fijos, vienen todos los años. Esa plata fija nos dio para comprar una chipeadora y un tractor para cortar pasto.

Después están los otros proyectos para los que la intendencia tiene que presentar un paquete de obras a OPP y OPP decide. Así va a funcionar ahora. A nosotros ya nos descontaron 17 millones por obras, pero no solo nos quedamos sin la plata, sino que también quedamos sin la posibilidad de presentarnos a los fondos de OPP. Esa es la realidad.

Después de todo el ruido que hemos hecho siguen sin aclarar lo que estoy diciendo, está en los papeles, sigue diciendo que está invirtiendo más que otros gobiernos.

Hablan de millones [de inversión departamental en La Paloma] por obras que ya estaban financiadas con proyectos aprobados desde 2019. También nos quieren adjudicar 800.000 dólares de la recuperación del camino de la laguna, que es la ruta nacional número 10, depende del Ministerio de Transporte, no es jurisdicción del municipio de La Paloma.

 

El municipio asegura que la IDR le recortó el presupuesto y la IDR afirma que se lo aumentó. ¿Cuál es la situación?

Es un dibujo. El intendente habla de 3 millones de dólares de inversión en La Paloma este año y de lo que habla es del Paseo de la Bahía, que es un proyecto de OPP de 2019, que se ejecutó una parte en fines de 2019 y en 2020 y quedó una parte porque la empresa pidió prórroga al Tribunal de Cuentas y se aceptó a principios de este año. Ahí hay 1 millón y medio de inversión. Hay 19 millones de una rotonda que se pidió como extensión de ese proyecto, a raíz de la obra de la ruta de los camiones. Esa obra también fue descontada al presupuesto del municipio. En total se descontaron 17 millones de un rubro inversión, que tenía 12 millones, y de un momento al otro quedamos debiendo 5 millones.

 

El presupuesto de casi $ 880.000. ¿es el mismo que en períodos anteriores?

Se ajustó un poco por IPC, pero el ajuste no va en relación a la demanda, ni a la cantidad de población, ni a la extensión [del territorio].

 

¿Cómo es la situación de empleo dentro del gobierno municipal?

Falta una persona un día y te mueve toda la operativa, no puede salir uno de los dos recolectores de basura porque tiene que tener mínimo 3 personas. Lo mismo en las obras. Tenemos una cuadrilla diezmada, falta uno y se te complica. Ahora mucha gente se está yendo a Rocha a pedido del gobierno departamental, hay gente que se jubila. Cada vez tenemos menos personal. El crecimiento, el aumento de obras y la demanda de servicios requiere personal.

 

En el concejo vecinal mencionaste que hubo un acuerdo para asfaltar el camino que va a la Laguna de Rocha, pero que lo que se está haciendo no es lo acordado.

Lo que mencionó Alejo [Umpiérrez] es una financiación por OPP a la empresa Molinsur que va a hacer un tratamiento asfáltico de 7 u 8 km desde el empalme de ruta 9 y ruta 15 hasta la entrada del área protegida de La Laguna. Ese proyecto no comenzó porque falta un papel, pero se viene la inauguración de la luz en la laguna y el camino estaba en las peores condiciones, así que la intendencia está haciendo un arreglo provisorio.

Cuando reclamamos nos decían que teníamos que esperar a la empresa, ahora el tiempo apremia y hacen un proyecto sobre otro. Se menciona que eso sumaría al presupuesto que el gobierno departamental destina al municipio,  pero esa obra no es parte de nuestra jurisdicción.

[En La Paloma] tenemos una vereda a medio terminar y no tenemos hormigón porque dependemos de un camión que viene por mes de la intendencia. Son cuotas que fijó este gobierno departamental. No hubo nunca cuotas de balastro, hormigón y portland. Hay obras que llevan más de un camión. Si una obra lleva 5 camiones no podemos demorar 6 meses. Antes era a demanda de la obra. Planificábamos la obra, decíamos cuanto precisábamos y eso se descontaba del rubro disponible del municipio. Teníamos acceso a la planilla,  la cantidad de rubrados y la plata disponible. Ahora es más centralizado.

 

Una consecuencia de la falta de presupuesto de inversión que se mencionó en el concejo es la imposibilidad de arreglar las calles. La IDR asegura en el comunicado que envió una máquina que no se ha utilizado.

Habla de una bacheadora. Es un tanque de 2.000 litros para emulsión asfáltica que con un calentador sella los pozos después de taparlos con balastro o cemento. La bacheadora vino, pero nunca vino la emulsión. En la última reunión se reclamó el mínimo necesario para prender la máquina, 400 litros; llegaron 200 litros y no podemos usarla. Además el uso eficiente de la máquina es llenarla y tapar todos los pozos, no ponerle 200 y salir a chapucear.

Si se tiene en cuenta lo que ha crecido La Paloma, no se puede funcionar sin una máquina. Tenemos dos retroexcavadoras y tres camiones, dos de ellos del año 82, no están habilitados para circular.

 

Otro tema en disputa es el comedor 52. ¿El gobierno municipal pidió hacerse cargo solo?

Fue así y no fue así. Esto viene desde marzo o abril. Según ellos el comedor de La Paloma era el único al que no se le cobraba la carne y la verdura. Eso no es real. El municipio tenía un rubrado de alimento. Por más que te mandara la intendencia, después te lo descontaba. Desde que apareció el nuevo esquema [de presupuesto] no sabés si te están descontando o no. La plata está en una sola caja y en la intendencia. Antes el esquema era más detallado, ahora es una bolsa de dinero. A partir de ese dilema y contradicción, entre idas y venidas Alcides [Perdomo] dijo que el comedor se mantendría con dinero del fondo fijo que recibe el municipio porque no podemos dejar a la gente sin comer.

También hay partidas de INDA en seco que desde febrero no se mandan. Hay un atraso importante. El comedor y las canastas hasta ahora han funcionado con donaciones. Así superamos la cresta de la demanda que fue de 190 personas en el comedor, más las canastas.

 

También hubo roces en el concejo por el fideicomiso. En el comunicado la IDR destaca que el municipio no lo apoyó y que hubiese destinado US$ 2.660.000 para obras.

El municipio de La Paloma no tiene ediles en la junta, no tiene injerencia para levantar la mano. Lo que sí, Alcides en su momento manifestó que un fideicomiso por ese monto para La Paloma, sin compra de maquinaria, no cambiaba en nada la operativa del municipio. Y no estaba el presupuesto departamental proyectado. Trabajamos tres meses en el presupuesto municipal y no se refleja en el departamental.

 

Tema obligado: ¿cómo proyectan la temporada?

Uno que vivió toda la vida acá en esta época ya olfatea algunas cosas. La gente ya comenta, empieza a llamar, a reservar. Hay una expectativa importante para esta temporada. Las condiciones están para que sea una temporada buena, mucho mejor que el año pasado. Ya se ve gente los fines de semana, La Paloma está linda para venir a pasear, a surfear, a la playa.



Fuente