El intendente de Colonia, Carlos Moreira, no ocultó su satisfacción y orgullo por culminar la obra de recuperación de un lugar emblemático de su departamento, y símbolo de identidad de los colonienses, como es la Plaza de Toros del Real de San Carlos. La plaza restaurada fue inaugurada el jueves en medio de una gran fiesta popular que contó con la presencia del presidente Luis Lacalle Pou, ministros y autoridades nacionales. Fue la culminación de un largo periodo de planificación y trabajo que comenzó a mediados de los años 90 y tuvo a Moreira como uno de los más decididos impulsores.

-¿Cómo valora la inauguración de este icono de Colonia y el país como es la Plaza de Toros del real de San Carlos?

-Creo que la jornada del jueves, la inauguración con la presencia del señor presidente (Luis Lacalle Pou) y autoridades nacionales y departamentales, fue una jornada histórica para los colonienses. Y también para muchos uruguayos porque se trata de un monumento histórico nacional. Es único en esta parte de América del Sur. En los países limítrofes no hay plazas de toros a pesar de que la tauromaquía tuvo gran auge. Incluso en Montevideo hubo plaza de toros. Y esta de Colonia es una plaza hermosa, en estilo neomúdejar construida por la Sociedad Mihanovich, de Nicolás Mihanovich, entre 1908 y 1910. Esta plaza de toros que tenía capacidad para 8.000 espectadores fue construida en seis meses. Y durante dos años tuvo corridas de toros. Tuvo 32 corridas. Después cuando José Batlle y Ordoñez las prohibió comenzó un proceso en el que comienza a ser subutilizada y luego el deterioro del paso del tiempo provocó que estuviera en un estado ruinoso.

La plaza de Toros de Colonia, una maravilla abierta al público y al turismo.

Nosotros hace muchos años que teníamos la firme intención de remodelarla pero siempre el impedimento fue de índole económico. Suponía una gran inversión. Hubo varios intentos. Cuando fui intendente en 1995 intentamos con empresarios y apoyos de la época pero nunca pudimos llegar a concretarlo. Recién ahora gracias a un estudio de viabilidad que se hizo en la última etapa de la administración del doctor (Walter) Zimmer. Lo hizo una firma catalana experta en plazas de toros. Luego vinieron estudios de consultoras, planes de negocios, lo que se podía hacer con la plaza, cual era su forma de utilización y de financiación, llegamos al proyecto arquitectónico que fue elaborado por la empresa Sitio SRL y el arquitecto Walter Debenedetti que ha sido un enorme gestor de este tema.

También licitamos la gestión de la plaza porque pretendemos no solo que esté remodelada sino que sea debidamente gestionada para desarrollar actividades de todo tipo. Habrá un restaurante, sala de convenciones, espectáculos de todo tipo. El proceso licitatorio está en curso y estamos esperando al 15 de mayo cuando se presentarán las propuestas.

-¿Se ha evaluado el impacto que tendrá la plaza en la oferta turística de Colonia?

-Creo que va a ser un polo de atracción turística. Estoy seguro. Porque basta ver estos días a la gente que la va a visitar. Es impresionante. Para la jornada del viernes, que se sortearon entre los colonienses los lugares, porque eran acotados, y recibimos 9.000 personas para participar. Para nosotros es muy estimulante que la población este dando esa respuesta. Pero además el sábado le vamos a dar un abrazo a la Plaza de Toros. Una costumbre de los colonienses cuando pedían por la restauración de la plaza se juntaban cientos de personas y rodeaban la plaza en lo que se llamó el abrazo.

-La plaza es parte de la identidad de los colonienses, ¿cómo están sintiendo este momento?

-La población está orgullosa porque se restaura un Monumento Histórico Nacional, calificada así por la Comisión Nacional de Patrimonio, y que podamos tener un centro de espectáculos de lo más variado para aportar a los servicios turísticos del departamento. Me parece que al igual que la declaratoria de la Unesco de Patrimonio Cultural de la Humanidad para el Barrio Histórico esto es un hito. Tiene valores patrimoniales, está ligada a la mejor historia del departamento. Para todos nosotros es un orgullo poder tenerla otra vez en funcionamiento. No para corridas, sino para agregar un a nueva oferta.

-En el entorno de la plaza hay otras instalaciones, parte del Complejo Mihanovich, ¿que pasará con ellas?, ¿hay intención de recuperarlas?

-Si. El complejo Mihanovich, construido en 1910, consistía de un muelle de 300 metros donde atracaban los barcos, una usina que daba energía eléctrica a todo el complejo y a la ciudad de Colonia, un frontón de pelota vasca considerado el más grande de América del Sur, de 64 metros de largo, donde se jugó un mundial de pelota vasca, en 1980. Eso lo estamos remodelando aunque más lento que la plaza. También tenía un hotel casino que desde 1997, con aportes de la Comunidad valenciana fue restaurado. Ahí funciona la Universidad de la Empresa, que tiene casi 500 alumnos con carreras universitarias y tecnicaturas. Es un ejemplo de descentralización para la educación terciaria. Eso está funcionando a pleno. Ahora le agregamos la plaza y después vendrá el frontón de pelota.



Fuente