Argentina lleva una racha de 30 partidos sin conocer la derrota (REUTERS/Matias Baglietto)
Argentina lleva una racha de 30 partidos sin conocer la derrota (REUTERS/Matias Baglietto)

El final del 2021 fue especial para la Selección. Porque, más allá de la histórica obtención del título de la Copa América en el mítico Maracaná de Río de Janeiro, el equipo de Messi se aseguró la clasificación a Qatar cuatro fechas antes del final de las Eliminatorias para el Mundial. Ahora, con los seis puntos que se cosecharon en la primera doble fecha del año -triunfo en Chile (2-1) y como local ante Colombia (1-0)-, sumados a la amplia victoria ante Venezuela en la Bombonera (3-0), el combinado nacional acumula 38 unidades y está en la segunda posición de la tabla de las Eliminatorias por detrás de Brasil (42).

Gracias al festejo contra la Vinotinto, la Scaloneta suma un invicto de 30 partidos: desde que cayó en la semifinal de la Copa América 2019 contra Brasil, acumula un total de 20 victorias y 10 empates. De esta manera, quedó a un sólo encuentro del récord que todavía está en poder del seleccionado que dirigió Alfio Basile entre 1991 y 1993, lapso en el que conquistó dos Copas Américas.

Argentina volverá a salir al campo el próximo martes ante Ecuador en Guayaquil. En caso de no perder, alcanzará la marca histórica del Coco que se inició junto con su proceso en la Albiceleste tras la derrota en la final del Mundial de Italia 90 ante Alemania por 1-0 cuando Carlos Salvador Bilardo era el DT.

Más allá de eso, lo que marca la historia es que el conjunto de Scaloni podría acabar la clasificación para Qatar con el mejor resultado desde que se instauró este formato en Sudamérica para la Copa del Mundo de Francia 98.

Si nos remontamos a aquel conjunto dirigido por Daniel Passarella, finalizó en la primera posición con 30 puntos producto de ocho triunfos, seis empates y sólo dos derrotas, una unidad por encima de Paraguay. Hay que recordar que Brasil, como vigente campeón del mundo tras USA 94, no participó de las Eliminatorias.

En la antesala de Corea-Japón 2022 se produjo la mejor producción de un combinado nacional. De la mano de Marcelo Bielsa, con futbolistas como Juan Sebastián Verón, Kily González, Cholo Simeone, Roberto Ayala, Hernán Crespo y otras figuras, Argentina sumó 43 unidades en 18 encuentros (13 victorias, cuatro igualdades y sólo una caída, ante Brasil en San Pablo) y fue líder durante toda la competencia.

Hasta ahora, esa es la mejor marca de un seleccionado nacional. Pero los dirigidos por Scaloni lo pueden superar si vencen a los ecuatorianos y se quedan con los tres puntos en el encuentro que se tiene que repetir ante Brasil -todavía sin fecha establecida por FIFA- tras lo ocurrido en San Pablo con la invasión de agentes de sanidad y policías en pleno partido. Sólo de esa manera alcanzaría las 44 unidades.

Messi y Di María, dos baluartes que todavía marcan el camino de la Selección (REUTERS/Agustin Marcarian)
Messi y Di María, dos baluartes que todavía marcan el camino de la Selección (REUTERS/Agustin Marcarian)

Ya para lograr el pasaje a Alemania 2006, entre el tiempo que siguió el Loco hasta su renuncia y la llegada de Pekerman con su cuerpo técnico de juveniles, la Selección compartió la punta con la Verdeamarela con 34 puntos. Logró un triunfo más (10 contra 9), pero cayó en dos juegos más (4) que los vigentes campeones cuatro años antes.

Para Sudáfrica 2010, la clasificación fue con mucho sufrimiento. Tras el paso de Alfio Basile, Diego Maradona se sumó como DT y penó hasta la última fecha contra Uruguay en el Centenario (1-0) para sacar el boleto a la primera Copa del Mundo en el continente africano. Terminó la Eliminatoria con 28 puntos tras la victoria ante el combinado charrúa, que llegaba con 24 a la fecha decisiva.

Las últimas dos clasificaciones mundialistas fueron bien diferentes. Para Brasil, con Alejandro Sabella como DT, el equipo de Messi, Di María, Agüero e Higuaín y compañía cosechó 32 unidades en 16 partidos -no participó la Verdeamarela por ser sede de la Copa del Mundo- y fue líder de la competencia. Previo a Rusia 2018, tras la salida de Gerardo Martino, la posterior llegada por un puñado de partidos de Edgardo Bauza y la aparición de Jorge Sampaoli, tuvo que aparecer Messi en versión salvador para anotar tres goles ante Ecuador en Quito y asegurar el pasaje mundialista con 28 puntos, para finalizar en la tercera posición detrás de Brasil y Uruguay.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente