Publicado:

El bloque comunitario buscará estrechar los lazos con países de África Occidental como Nigeria, Senegal y Angola, según un borrador de estrategia energética al que tuvo acceso Bloomberg.

La Unión Europea planea reforzar su cooperación energética con varios países de África con el fin de sustituir las importaciones de gas natural ruso y reducir su dependencia de Moscú en al menos dos tercios este año, informa este lunes Bloomberg.

Según el borrador de un documento de estrategia energética de la UE al que tuvo acceso el medio, países como Nigeria, Senegal y Angola disponen de un gran potencial aún sin explotar de gas natural licuado (GNL). La Comisión Europea planea comunicar este compromiso energético externo más adelante en este mes.

Imagen ilustrativa

Entre los puntos clave del plan se encuentran también el acuerdo de entrega por parte de Estados Unidos de 15.000 millones de metros cúbicos adicionales de gas natural licuado en 2022 y de hasta 50.000 millones de metros cúbicos anuales para 2030, así como duplicar el volumen de gas importado desde Azerbaiyán a través del corredor del sur de gas hasta los 20.000 millones de metros cúbicos anuales y firmar un acuerdo trilateral de entendimiento con Egipto e Israel para promover el envío de GNL a Europa desde ambos países el próximo verano.

Asimismo, la Comisión Europea asegura que Catar está preparado para favorecer el suministro de GNL desde países asiáticos y que Noruega ya ha aumentado el volumen de gas suministrado a Europa, mientras que Argelia y Azerbaiyán habrían asegurado estar dispuestos a aumentar las entregas.

En el borrador de estrategia energética se incluyen asimismo objetivos del Pacto Verde Europeo, que busca alcanzar la neutralidad climática de cara al 2050 a través del uso de energías renovables y más ecológicas para transformar la economía europea. En este contexto, se planea preparar al bloque comunitario para la importación de 10 millones de toneladas de hidrógeno renovable para 2030.



Source link