El presidente Luis Lacalle Pou dijo este martes que está a favor de la reelección presidencial, aunque no para la elección siguiente, para evitar que la discusión del tema tenga “nombre y apellido”. Tras esto, distintas voces de la coalición plantearon que no está en agenda y se manifestaron en contra de la reelección presidencial.

Durante una rueda de prensa en Soriano, donde se celebró el acto por el Desembarco de los 33 Orientales en la playa de la Agraciada, el presidente fue consultado y sostuvo que, en primer lugar, “ahora no”. “Si un país quiere discutir si cree o no en la reelección, el debate no podría tener cara. Supongamos que hay uruguayos que creen en la reelección, bueno, pero no podría ser en la elección que viene, tendría que ser para la otra, porque si no, tiene nombre y apellido”, explicó.

Luego de esto, afirmó que está a favor de las reelecciones presidenciales. “Yo soy reeleccionista. No estoy de acuerdo con hacerlo ahora, pero conceptualmente soy reeleccionista: dos períodos, afuera y bailando”.

Dos senadores del Partido Nacional (PN) cercanos a Lacalle Pou, como Sebastián Da Silva y Graciela Bianchi, ratificaron en que el tema no está en la agenda ni de la colectividad ni del círculo cercano al presidente.

Da Silva manifestó que “hoy los problemas son otros”, y que las prioridades “no van por una reforma hacia la reelección”. El senador aseguró que “no hay acciones tendientes a instalar el tema” y consideró que sería “impracticable” una reforma constitucional como la que se requiere para este fin, dadas las dificultades que acarrea para su aprobación.

Por otro lado, Bianchi dijo que no ha estado “para nada” en la agenda del PN, “en ningún círculo ni más cercano ni más lejano” al presidente. La senadora apuntó que “para Uruguay ese es un tema más que laudado”, ya que, en su opinión, “está en el ADN de los uruguayos evitar la reelección” de manera consecutiva.

En la misma línea se manifestó el senador de Cabildo Abierto Guillermo Domenech. El legislador aseguró que tampoco es partidario de la reelección, porque le parece buena la alternancia de los presidentes y eso en Uruguay “ha sido beneficioso”. “Tiene que haber una rotación, no podemos atornillarnos en los sillones”, finalizó.



Fuente