El presidente Luis Lacalle Pou visitó este domingo Paysandú, donde participó en la Meseta de Artigas de un homenaje en honor al prócer junto con el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, el intendente local Nicolás Olivera y otros jefes departamentales. El mandatario recordó al fallecido Jorge Larrañaga y realizó declaraciones sobre la marcha del coronavirus y las posibles medidas por los impactos de la apertura de fronteras en el comercio de los departamentos del litoral.

Según consignó Telenoche, dijo que el gobierno viene siguiendo «día a día el devenir de la covid-19» y espera «en un tiempo breve» levantar la emergencia
sanitaria, decretada en marzo de 2020. «Debemos estar medianamente seguros de que no hay argumentos» para un crecimiento de los casos, sostuvo, y señaló que en otros países «que venían muy bien hubo picos de contagios, lo que en Uruguay no está pasando».

Consultado sobre el uso del tapaboca, Lacalle Pou declaró que «el primer paso» que se analiza es «terminar con la recomendación [de tenerlo puesto] en
espacios libres». Añadió que «esa decisión esperamos que no demore mucho» e indicó que se coordinará con el Ministerio de Salud Pública.

Acerca de la apertura de las fronteras con Argentina y el pedido de los comerciantes e intendentes del litoral de implementar medidas, en virtud de la diferencia cambiaria que alienta compras en el país vecino, el presidente manifestó:

«El próximo martes habrá novedades para los comerciantes».

«La apertura de fronteras tiene la parte positiva de que mucha gente quiere venir a Uruguay, no sólo a hacer turismo sino que hay muchas familias interesadas en venir a vivir. La preocupación coyuntural es la diferencia de precio por el tipo de cambio en los otros países; estamos trabajando en textos legales y
medidas para paliar la situación a partir de que se abren las fronteras para ambos lados, algo que es inminente», dijo.

Detalló que hubo reuniones en la última semana con los intendentes y jerarcas de gobierno, y que semanas atrás él recibió en la Torre Ejecutiva a las gremiales de comerciantes.

«Vamos a tratar de darles un estribo para que de alguna manera los comerciantes uruguayos de la frontera no se vean perjudicados», anticipó el mandatario.

la diaria



Fuente