La contribución desde la experiencia con la creación de las áreas marinas protegidas fue uno de los principales asuntos del encuentro del Foro para la Conservación del Mar Patagónico y Áreas de Influencia que se celebró este viernes en Piriápolis, Maldonado. 

La ciudad costera acogió a 23 expertos de diferentes organizaciones, entre ellas formaron parte BirdLife International, la Fundación Temaiken, Global Penguin Society, la Organización para la Conservación de los Cetáceos, Greenpeace Andino y World WildlLife Fund, que a su vez participaron en una plenaria durante los últimos tres días. 

«Estamos súper encantados de venir a Uruguay nuevamente», aseguró a EFE Santiago Krapovickas, coordinador de proyecto sobre áreas marinas protegidas del Foro para la Conservación del Mar Patagónico y Áreas de Influencia.  

Además de los expertos de las distintas organizaciones, en la jornada participó el subsecretario del Ministerio de Ambiente Gerardo Amarilla. 

Sobre la situación de Uruguay, Krapovickas resaltó que se encuentran «encantados» de escuchar las ideas y los proyectos que en el país existen para aumentar el grado de protección del mar. 

«Hay por lo menos dos proyectos que están en análisis por parte del Gobierno y con muy buena información científica. Uruguay es un país que tiene  muy buenos científicos marinos y científicos de pesquería también. Así que creo que van a llegar a un buen proyecto», indicó. 

Asimismo, destacó que la idea es que dichas áreas marinas protegidas se integren un poco a las políticas públicas «de uso sostenible y uso sabio de los recursos del mar», lo que consideró «muy importante». 

Según datos recabados por EFE entre 2016 y 2019, el Mar Patagónico, área que rodea al Cono Sur de América, tiene una extensión de cuatro millones de kilómetros cuadrados en los que hay 1.400 especies de zooplancton, 900 de moluscos, 700 de vertebrados, 50 de mamíferos marinos y 80 de aves marinas. 

«El Cono Sur tiene una riqueza marina extraordinaria», resaltó Krapovickas, quien agregó que los países están haciendo un esfuerzo por mejorar el grado de conservación marina, con la intención de que haya una mejor pesca, que sea de calidad y permita llegar a los mejores mercados del mundo con productos de alta calidad que no causen daño al ambiente. 

En la actualidad, apoyadas por el Foro para la Conservación del Mar Patagónico y The Gaia Foundation, las organizaciones Centro de Educación y Monitoreo Ambiental, el Instituto Baleia Jubarte y la Organización para la Conservación de los Cetáceos están llevando adelante el proyecto «Un Solo Mar». 

Esta iniciativa busca establecer áreas marinas protegidas costeras entre el sur de Brasil y el sureste de Uruguay, cubriendo un área de unos 150.000 kilómetros cuadrados «con similar identidad física, biológica y cultural». 

Con base en EFE 





Source link