Solo leer este informe de Subrayado y dan ganas de vomitar.

El ministro abusando de su cargo de Senador y de Ministro, y el fiscal interpretando lo que quiere o le mandaron interpretar para no actuar como corresponde.

Lean atentamente, esto es oficial…

 

La llamada 1 fue realizada el 23 de octubre de 2020. A raíz de esta llamada Pereira consigue que la víctima consignada por Cardoso reciba atención personalizada en la Unidad de Violencia Doméstica lo que supone para el fiscal un claro delito de abuso de funciones por parte del jerarca policial.

La llamada 2 entre Cardoso y Pereira fue el 13 diciembre de 2020. El ministro le preguntó al coordinador sobre una camioneta que había sido incautada con 110 kilos de cocaína y que estaba en poder de la Junta Nacional de Drogas porque tenía intenciones de obtenerla para uso del Ministerio. La Fiscalía le negó a Pereira el pedido de información sobre esa camioneta ya que se trataba de un bien incautado en el marco de una investigación que aún estaba en curso.

La llamada 3 fue el día 2 noviembre de 2020. Pereira llamó al jefe de Distrito III para que enviaran un móvil a la ruta 39 porque le habían tirado una piedra al auto del ministro Cardoso y le rompieron un vidrio.

La llamada 4 ocurrió el 1 de diciembre de 2020 y fue a raíz de un intento de estafa a la madre del ministro. «El ministro Cardoso llama a Pereira expresándole que a su madre le hicieron el cuento del tío en el sentido de una estafa telefónica y quiere saber el número de dónde la llamaron», explica Vaz en la audiencia.

En la llamada 5 del 18 diciembre 2020 Pereira tutea al ministro y le pide que de mensaje para los policías en el Día Nacional porque quedaría lindo y los efectivos contentos.

La llamada 6 realizada el 7 de marzo de 2021 refiere a picadas de motos en Punta del Este frente a la residencia de Cardoso.

La llamada 7 del 13 de abril de 2021 tiene que ver con llamadas perdidas al fiscal tanto de Cardoso como de Pereira.

En la llamada 8 del 24 de abril de 2021 Pereira le dice a Cardoso que le enviará un policía a la casa para que pueda denunciar estafas que estaban realizando a su nombre.

En la llamada 9 del 30 diciembre de 2020 Cardoso llamó a Pereira para preguntarle por el resultado de una espirómetría que le habían hecho a la amiga de su mujer que volcó en la rambla. El jerarca policial en ese caso le solicitó a un subordinado información reservada para dársela a un tercero.

La décima y última llamada contemplada por el fiscal Vaz refiere a una comunicación que tuvo el hermano de Cardoso con Pereira en la cual éste le pregunta sobre una amiga de ambos que se accidentó y quiere saber cómo va la investigación fiscal. Cardoso pide acceder a las pruebas en ese caso, pero el policía le dice que no puede.

El fiscal Vaz explicó en radio Sarandí que para él no existió delito por parte del ministro ya que hizo las llamadas en calidad de amigo y no aludiendo a su cargo.

 

Como verán ya está todo el pescado vendido, el presidente Lacalle salió a respaldar al ministro, y los Senadores Gandini y Penades a hacer el trabajo sucio, mientras que Álvaro Delgado apostando a la honradez del Ministro Cardoso.

Una vez más, la casta política protegida.

(En la fotografía el fiscal de San Carlos Vaz)



Fuente