Los activos del Gobierno Central, BPS, gobiernos departamentales y empresas públicas suman unos US$ 1.700 millones

El pasado viernes 7 de mayo, el Banco Central del Uruguay (BCU) mostraba activos de reserva por US$ 16.033 millones, pero solo el 44% de esa cifra
(US$ 7.064 millones) eran «reservas propias» de la autoridad monetaria, sin contrapartidas de los sectores público y financiero.

Mientras tanto, de ese monto (US$ 7.064 millones), US$ 1.724 millones pertenecían al sector público (Gobierno Central, BPS, gobiernos departamentales y
empresas públicas) y US$ 7.245 millones pertenecían al sector financiero. Las reservas propias del BCU apenas superan al monto circulante de Letras de
Regulación Monetaria (LRM) en moneda nacional que emite. El circulante de esas LRM del BCU en la misma fecha, y con el tipo de cambio de ese día, representaban US$ 6.635 millones, o sea el 94% de sus reservas, indicó el último informe del Observatorio de la Coyuntura Económica de la UCU divulgado
este martes.

En el caso de las reservas que son contrapartida de pasivos del BCU con el sector financiero, según cifras al cierre de marzo, el 92% de ellas se correspondían
con encajes bancarios (dinero que los bancos deben tener inmovilizado en el BCU). Y en el caso de las reservas que son contrapartida de pasivos del
BCU con el sector público, solo una parte pertenece al Gobierno Central (GC), que también cuenta con activos externos en el BROU.

Los activos externos del GC suben como resultado de sus emisiones de deuda y de desembolsos de préstamos de organismos multilaterales de crédito y
bajan por el servicio de esas deudas (capital e intereses) y por la necesidad del GC de financiar su desbalance.

Las reservas del sector público sumaban US$ 1.724 millones a mayo.

Actualmente la Unidad de Gestión de Deuda (UGD) del MEF se encuentra en un proceso de evaluación de las condiciones del mercado a los efectos de emitir deuda y de ese modo fortalecer sus reservas.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) inició este lunes ( y continuaba el martes 11) una ronda de contacto con inversores para salir al mercado con una emisión de bonos en el correr de esta semana. La idea del gobierno es emitir en pesos nominales y dólares con un plazo de 10 años y la posibilidad de introducir canje de títulos cortos. En su reciente informe trimestral la UGD informó que en el año en curso está previsto emitir deuda en los mercados
doméstico y global y desembolsar préstamos, en ambos casos en términos netos de amortizaciones, por US$ 2.946 millones.

El MEF elevó en US$ 133 millones -respecto a lo que había proyectado en enero- sus necesidades de financiamiento, a US$ 4.468 millones, para 2021
y así poder cubrir el rojo de las cuentas públicas (hoy en 5,8% del PIB) y los pagos de intereses y capital de la deuda pública del Estado uruguayo.

DIFERENCIAR SU NATURALEZA

«Resulta muy importante, al manejar la cifra sobre los activos de reserva totales del BCU, diferenciar las magnitudes corres-pondientes a sus tres componentes: las del sector público, las del sector financiero y sus reservas propias. También es importante tener en cuenta la diferente naturaleza de unas y otras.

En el pasado, se han realizado propuestas tendentes a utilizarlas con el propósito de reactivar la economía, por ejemplo, financiando inversiones públicas en infraes-tructura», recuerda el monitor de la UCU.

En ese sentido, indica que debido a su naturaleza solo las reservas del GC «podrían ser consideradas para utilizarlas con ese propósito y en ningún caso las
del BCU o el sector financiero».

Esas propuestas, en definitiva, implicarían subir el déficit fiscal y financiarlo con pérdida de reservas (o sea, en última instancia, con más deuda neta).

«Por lo que es razonable que aquellas propuestas nunca hayan prosperado», indica el monitor.

(El Observador)



Fuente