La semana pasada denunciamos un hecho que fue realmente lamentable.

Un Gerente del Ministerio de Trabajo llamando en nombre del ministro Pablo Mieres a un periodista del interior, y le metió la pesada, no es cosa de todos los días.

A los medios capitalinos no les importó conocer que a un colega periodista lo habían presionado y amenazado, hicieron silencio.

Algún medio levantó la información, pero nunca publican la fuente de la información, demostrando la falta de códigos que tienen.

Ahora pudimos descubrir quién fue el funcionario que llamó de parte de Pablo Mieres a Sergio Secinaro y le dijo:

“Sergio, el ministro (Mieres) me llamó para decirme que si no se baja la información, va a presentar una denuncia penal en este momento”

El que comenzó de esta manera amenazante la charla con Sergio Secinaro fue el Gerente de Comunicaciones del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social Leandro Prigioni Suárez.

Si eso no es una amenaza, si eso no es una extorsión clara y contundente nos preguntamos ¿qué es?.

Es una falta de respeto de Prigioni, y una actitud cobarde de Mieres, el mandar a otro a meterle un juicio penal por delante si no baja un artículo que era una información documentada.

Antes de esta llamada, Mieres en persona llamó al periodista de Maldonado.

¿Un ministro llamando a un periodista de un medio digital de Maldonado?

Nos parece absolutamente absurdo, pero está en línea con lo que es Mieres.

Además Mieres, intentó redactarle al periodista lo que tenía que publicar para sentirse complacido.

Un ridículo, una persona totalmente rechazable que quiso hacer valer su poder como gobernante creyendo que los que somos del interior, somos imbéciles.

Luego fue a varios medios amigos como “Buscadores” a tratar de limpiar su nombre, y negar que lo hubiera presionado a Secinaro.

Además de un mal bicho, un mentiroso, porque aquí está la prueba que mandó a un funcionario público a amenazar con un juicio penal si no bajaba el artículo inmediatamente.

Pero, Secinaro no se asustó, ni se amilanó y le respondió a Prigioni Suárez…

“Sinceramente, dígale (a Mieres), que a mí me parece es una extorsión a un medio de prensa del interior, que trabajamos con mucho sacrificio y no puede ser que yo tenga que bajar una noticia, cuando le hago una aclaración,  cuando no distorsiona el contenido de la noticia. Dígale de mi parte, que me parece lamentable la actitud del ministro, lamentable, y nos vemos donde quiera, porque yo no tengo mala Fe, aclaré cuando me dijeron, no soy un payaso de la información, soy modesto y soy pobre, pero no soy un payaso manipulador.

Que haga lo que quiera, que me haga 20.000 denuncias, él es ministro y yo no soy nadie, pero me asiste la razón. Dígale de mi parte y por favor, como se las estoy diciendo, muchas gracias Leandro”

Sin duda, que Secinaro estuvo brillante, no se dejó atropellar por el poder un inútil como Mieres.

El pobre papel del Gerente de Comunicación es lastimoso, prestarse para amenazar a un periodista, es tremendo.

¿Le harían esa llamada a “Nacho” Álvarez o a Patricia Madrid?

Seguro que no, ya que se creyeron que por ser un medio chico del interior, se lo iban a llevar por delante, pero les salió el tiro por la culata.

En un país serio, el ministro caería.

Es más, si se lo hubieran hecho a cualquiera de los periodistas nombrados, y sale a luz, todos los medios estarían de punta defendiendo a Patricia o “Nacho”, pero, como se trata de un diario chico de Maldonado, cero bola, nada de información, ni declaraciones de rechazo a la actitud de Mieres.

En Buscadores, en Radio Montecarlo, Mieres salió diciendo mentiras, pero esos medios no fueron capaces de ir a buscar la otra campana y darle a Secinaro la oportunidad de defenderse de los ataques de Mieres.

Solo es la confirmación que todo este circo de gobernantes y periodistas es una realidad.



Fuente