El
partido amistoso que estaban disputando en la localidad española de Briviesca el
Burgos y el Alavés no pudo terminar debido a la grave lesión sufrida por el
delantero del Alavés Giuliano Simeone tras recibir una dura entrada en el
minuto 86.

Cuando el partido se encaminaba a su tramo final
con 2-1 en el marcador a favor del conjunto burgalés, Simeone inició un
contragolpe y fue frenado en la mitad de la cancha por José Joaquín Matos, con
la mala fortuna de que su pierna izquierda quedó enganchada y puede padecer
fractura de peroné, aunque aún no se conoce el alcance dela lesión.

El joven hijo de Diego Pablo Simeone, entrenador
del Atlético de Madrid, que está cedido por el club rojiblanco en el Alavés,
fue atendido de urgencia en el césped hasta que llegó una ambulancia que lo
trasladó a un centro sanitario.

Con anterioridad, el Burgos se había situado con
dos goles de ventaja gracias a las conquistas de López-Pinto (minutos 34 y 65),
pero el propio Simeone había acortado distancias a los 82’, poco antes del
percance.

EFE
/ FútbolUy





Source link