Liverpool se coronó campeón del Torneo Apertura tras vencer a Fénix 1-0 este domingo en Belvedere, donde sumó su quinta victoria consecutiva y dejó el arco en cero por novena ocasión en 15 fechas.

El encuentro arrancó con el equipo de Capurro aprovechando el nerviosismo de su rival, plantándose en campo rival y generando chances de gol. De hecho, antes de cumplirse el primer cuarto de hora ya había llegado dos veces con peligro.

A los 11’ Gonzalo Pérez despejó sobre la línea cuando Andrés Barboza se preparaba para meter un segundo cabezazo después de que Roberto Fernández bajara la pelota con un frentazo, y a los 13’ Sebastián Lentinelly tapó un bombazo del propio Fernández.

Liverpool tardó media hora en salir del letargo y tuvo sus chances. A los 34’ Gastón Martirena avisó con una subida por derecha que terminó en buscapié y atajada, y un minuto después un zurdazo de media distancia de Rodrigo Rivero pasó cerca.

Los locales reclamaron un penal de Mathias Techera a Alan Medina por pisarle el tobillo pero ni Esteban Ostojich ni los encargados del VAR lo vieron. El juez sí sancionó un polémico penal de Requena sobre Medina y Gonzalo Carneiro lo transformó en gol a los 48’ de la primera mitad, luego de cinco minutos con el juego detenido.

En el complemento, con la tranquilidad del resultado y las buenas noticias que a esa altura llegaban desde Jardines del Hipódromo, el elenco de Jorge Bava controló el trámite tras haber acariciado el 2-0 al minuto con una corrida de Carneiro que terminó con un disparo en el vertical.

Supo cuidarse con la pelota el cuadro negriazul, estuvo cerca de aumentar a los 21’ con un tiro libre de Rivero apenas desviado y mostró el aplomo necesario para soportar las embestidas de un rival que llegaba con dos triunfos al hilo y con chances de igualar la línea de Peñarol en la tabla de posiciones.

El conjunto de Ignacio Pallas estuvo cerca con un tiro libre apenas desviado de Fabián Estoyanoff y ya en tiempo adicional se quedó con 10 hombres por la expulsión de Gustavo Viera por una fuerte falta sobre Santiago Romero.

Defendiendo en los minutos finales muy cerca de su arco, Liverpool abrochó el resultado que le permitió ser campeón por primera vez en Primera División jugando en Belvedere. Ganó el Intermedio 2019 en el Franzini, la Supercopa Uruguaya en 2020 en Maldonado y el Clausura 2020 en el Gran Parque Central, ya en marzo de 2021. Esta vez la fiesta fue en casa y con su gente.





Source link