En cualquier país serio, si a un recluso lo secuestran otros reclusos, lo mantienen secuestrado 60 días, lo torturan, no le dan comida, lo violan reiteradamente, lo golpean con una tabla con clavos; no tengo la menor duda que renuncia el Ministro, cesan al director de las cárceles y hasta podría haber un juicio político al presidente de la República.

Es algo poco creíble, que la medida que toma el Ministro del Interior Luis Alberto Heber, es cambiar de módulos dos directores de los mismos, uno de ellos el módulo donde ocurrió el secuestro.

Para peor, ante la consulta en rueda de prensa de una periodista sobre porqué los policías no vieron lo que estaba pasando, el ministro dice “Porque no había policías, hay pocos”.

Yo no podía creer lo que estaba escuchando, que entonces el módulo era tierra de reclusos, que allí no hay policías, porque sencillamente no hay policías disponibles.

Parece una broma, pero no lo es, es la realidad, y la medida es… rotar dos comisarios directores de dos módulos.

Lo que debió ocurrir si estuviéramos ante personas con ética, es que el Director del INR ponga su renuncia a disposición del Ministro del Interior.

Que Heber en conversación con el presidente de la República, también ponga su cargo a disposición del Lacalle Pou.

Eso sería lo normal, lo que hacen las personas de bien. Sin embargo no va a pasar nada, formalizarán a los cuatro reclusos responsables y le caerán con el código, y por ahí quedará la cosa.

¿Qué sabe Mendoza que es inamovible en su cargo a pesar de la pésima gestión?

Recuerdo las palabras del senador Da Silva del Partido Nacional en cuanto este lamentable episodio salió a luz.

En Crónica.com.uy el referido Senador dijo:

El senador del Partido Nacional, Sebastián da Silva, se refirió a los hechos este lunes en el programa Desayunos Informales (Canal 12) y enfatizó que “no hay dos lecturas: acá alguna cabeza tiene que rodar”, dado que “esto no tiene excusas y hay responsables”.

“Nosotros no llegamos al gobierno para hacer la de (Eduardo) Bonomi (exministro del Interior)”, agregó el legislador, en el entendido de que la responsabilidad de lo sucedido es de las actuales autoridades, quienes deberán hacerse cargo.

“Esto habla mucho de un mando paralelo en la cárcel. Si tenés dos meses a un primario secuestrado propinándole cualquier tipo de vejamen es porque hay un mando paralelo, hay policías implicados. Vamos a tomar las medidas que correspondan. Este no es el Frente Amplio, este no es el gobierno de Bonomi, este es un gobierno serio”, aseveró.

El nacionalista dijo también que en este caso “corre plata”. “Todos acá podemos llegar a intuir por dónde van las cosas. Esto no es la inspiración divina, no hay un comando de inteligencia que hace que haya un gobierno paralelo que permita mantener encerrado a un muchacho dos meses. Es porque hay un mundo que en algunas circunstancias todos relativizamos”, explicó.

¿Y ahora qué dirá el senador Da Silva?

No rodó ninguna cabeza, nadie le dio bola a lo que dijo, y para peor, queda probado que no son Bonomi, son peores aun.

Las cosas hay que llamarlas por su nombre, esto es corrupción, claramente es corrupción, no se puede calificar de otra manera.

El Ministro Heber no está capacitado para ser Ministro del Interior, ni de nada, simplemente es una elección política partidaria de Lacalle Pou.

¿Ustedes se dieron cuenta que desde que murió Larrañaga volvió la inseguridad, la delincuencia y la droga?

Que el tema inseguridad ya no era prioritario para la gente, pero ahora, nuevamente los informativos nos vuelven a atacar con noticias de muertes, de drogas, de crímenes y nuevamente empiezan a agobiarnos, se les terminó el negocio de la pandemia.

Esto de rotar los directores en el establecimiento carcelario ya supera todo tipo de límites.

Que no haya policías en una cárcel es un acto de estupidez mayúscula.

Y para colmo de males, Heber, que debe drogarse, porque no hay otra explicación, dijo:

Se construirán cárceles con capacidad para 500 reclusos, «de modo tal de descomprimir el desastre que tenemos en los Módulos 3, 4, 10 y 11», agregó Heber. «Tenemos la necesidad de construir nuevas cárceles para sacar estos verdaderos infiernos que tienen estos cuatro módulos del Comcar», concluyó.

Creo que alguien le debe recordar que no tiene policías para cuidar a los presos, quizás quiera hacer como los peajes que inventó cuando era ministro de transporte que son automáticos.

No hay caso, los políticos hacen mierda todo lo que tocan y se llenan los bolsillos a costa del sufrimiento del pueblo uruguayo.



Fuente