El pequeño avión blanco aterriza casi sin hacer ruido, en contraste con el petardeo del Cessna que le precedió: para sus promotores, este aparato experimental que funciona con electricidad y combustible podría revolucionar los vuelos regionales.



Source link