¿Cómo anda mi querido amigo Ramoncito Pintos? Un gusto volver a verlo una semana más.

Muy bien Jorge, con ganas de contarle muchas cosas que he investigado y que seguro usted está en la Luna.

 

¿Cómo en la luna?

Si, usted tiene tantas cosas en su cabeza que seguro es una ensalada.

 

No me hable de ensaladas por favor.

¿No come ensaladas?

 

No comía nada de verduras y fui a la Licenciada Nutricionista, porque engordé con la pandemia 10 kilos y ahora no hago otra cosa que comer ensaladas y frutas.

Perdone Jorge, ¿le confesó a la Licenciada que usted es una bestia comiendo?

 

¿Cómo una bestia? No sea atrevido.

Jorge, usted es mi mejor amigo, no lo tome como una falta de respeto, recuerde que toma dos litros de Coca Cola por día.

 

No sea buchón Ramón.

Es la verdad, yo hace más de 60 años que lo conozco a mi querido y nunca bien ponderado amigo y siempre le he dicho que la Coca Cola es un veneno.

 

Bueno Ramoncito, no me rete más, ya he dejado de tomar mucho, y vengo bajando varios kilos.

Se le nota en la pancita Jorge, parecía que estaba embarazado.

 

¿Algo más querido amigo?

Cambiemos de tema Jorge, le voy a dar una primicia para que sea tapa de su semanario.

 

Venga.

Usted publicó en su última edición los datos de la publicidad que hizo el Banco República en los medios en el año 2020.

 

Así es.

Y le cuento que se armó un quilombo de novela.

 

¿Cómo un quilombo?

Como lo escucha, tremendos líos sin siquiera usted saber, armó su publicación.

 

La verdad Ramoncito, ni idea de lo que me está diciendo.

Usted publicó que una cooperativa de radios le dio una guita importante.

 

¿Y qué tengo que ver yo?

Yo sabía que usted ni se dio cuenta jajajaja

 

No se ría y cuénteme qué es lo que pasó.

Mire, varias radios de esa cooperativa de emisoras se enteraron por usted que el BROU les había dado esa plata, pero…

 

¿Pero qué?

Pero ellos nunca recibieron un solo peso.

 

¡No le puedo creer Ramoncito!

Créalo, es así y algunos están re calientes, otros no se asombraron mucho.

 

¿Cómo que no se asombraron Ramón?

Ya sabían que esto estaba pasando.

 

Pero… ¿Quién se embolsa la guita Ramón?

No puedo darle nombres Jorge, quiero que me entienda.

 

Si no va a dar nombres no hubiera dicho nada querido.

Es que esto termina en la justicia, ya están redactando algunos abogados denuncias penales por el presunto delito de estafa.

 

Ya me veo de nuevo en un Juzgado.

Pero tranquilo, lo que usted publicó es todo verdad, no tiene nada que ver.

 

Me tienen tantas ganas…

Tranquilo mi querido Jorgito, usted ya tiene mil batallas, no arrugue.

 

Mire Ramoncito, estoy mirando lo publicado y veo que en la lista de los favorecidos con la platita del BROU, hay dos cooperativas de radios.

Si, lo vi.

 

Entonces, no me parece correcto que usted no nombre cuál de las dos es la que sus socios han hablado con usted sorprendidos con la información.

Usted busca cualquier excusa para que yo tenga que dar más detalles, pero le dije que no, que no puedo revelar eso.

 

¿Y alguna pista?

No Jorge, esa información vale ORO.

 

¡Punto Martini!

¿Qué es eso? ¿Aquél viejo programa de televisión de preguntas y respuestas?

 

Así es, usted es veterano como yo y lo recuerda.

Un día podríamos hacerlo en su programa de radio o de televisión.

 

No estaría mal, es muy emocionante.

Yo veía Diga Bi, diga Lo, con Mañan.

 

Usted es más viejo que yo.

Soy modelo 53, salieron buenos los de ese año.

 

Sin dudas. Doy Fe.

Le voy a hacer una pregunta que seguro lo va a sorprender.

 

Diga. Pregunte lo que quiera que le respondo sin pelos en la lengua.

¿Es verdad que está pensando en volver a sus tiempos de gastronómico?

 

¿De dónde sacó eso?

No pregunte y conteste sin pelos en la lengua.

 

¿Me podría repetir la pregunta?

¿Es verdad que está pensando en volver a sus tiempos de gastronómico?

 

Si.

Jajajajaja vio, jajajajaja yo las tengo todas, primicia absoluta.

 

¿De qué se ríe?

Que lo dejé sin palabras y dejarlo a usted callado es algo inusual.

 

Es solo un proyecto Ramón, no arme bulla, tranquilo.

¿Usted y Mirtha ya han tenido un largo pasaje por el negocio de las comidas verdad?

 

Sí, es verdad, varios negocios de comidas al paso y venta callejera.

Me muero si lo veo a usted vendiendo cafecito ambulante como lo hizo en sus tiempos de bajos recursos.

 

Siempre han sido bajos mis recursos Ramón.

No se haga humilde y cuente de qué se trata el proyecto gastronómico.

 

Es un proyecto Ramoncito, no es momento de armar bulla.

Mire que yo estoy en conocimiento.

 

Cambiemos de tema que se termina la página 6, ya estamos al final.

Bueno, pero voy a ser el primero en ir a comer de garrón una buena milanesa al pan calentita recién salida.

 

Siempre de garrón usted, nunca lo vi sacar un peso de su bolsillo.

¿Y Mirtha va a estar allí verdad, como siempre?

 

Sin Mirtha, no empiezo nada.

Si son un gran equipo, ella trabaja y usted habla.

 

No se haga el boludo, yo laburo mucho, incluso hoy ya con unos cuantos abriles arriba.

Es una broma Jorge, y al final de la página voy a tirar el nombre de su nuevo emprendimiento gastronómico.

 

Mantenga la calma, ni yo sé el nombre y usted dice bolazos.

La Verdad de la Milanesa jajajajajajaja, así se va a llamar su nuevo currito.

 

¿Cómo currito? No sea atrevido.

Es un decir, no se enoje, usted es imparable, no sé de dónde saca toda esa energía.

 

Mientras el cuerpo aguante.

Ojalá tenga muchos años estimado amigo.

 

Nos vemos la semana que viene amigo, cuidado en el tránsito con su rodado 24 que anda regalado por la interbalnearia.

Gracias querido amigo, me encanta ser su amigo, usted me da ganas de seguir peleando la vida, es un ejemplo.

 

No me chupe las medias ¿Qué me va a pedir?

Nada Jorge, cuídese mucho en La Bocona, y siga dando palo y palo a los corruptos.

 

Así será…



Fuente