Seguramente quedarán sin efecto los pases que concretaron los equipos del ascenso desde la divisional A, pues hay grandes posibilidades de que ambos certámenes se disputen en simultáneo.

El próximo Ejecutivo de la Asociación de Fútbol (AFT) maneja fuertemente que los dos torneos de mayores se realizarían desde agosto, lo que llevaría a que cada equipo juegue únicamente con los jugadores del club, exceptuando que incorporen deportistas de otras ligas.

Los pases que fueron realizados a principio del mes de marzo ya están rigiendo, no habiendo inconvenientes para que los futbolistas regresen a su institución de origen, dado que los traspasos tenían validez por un período de ciento veinte días.

De esta manera Peñarol tendría que buscar un nuevo guardameta, ya que Marcos González debería volver a Lavalleja, mientras que Maicol Delgado y
Carlos García no podrían vestir la casaca de Cerrito, dado que defenderían a Central.

Al mismo tiempo Estudiantes quedaría sin el regreso de Carlos Morales, que permanecería en Fiat Lux, no pudiendo llegar al elenco celeste Álvaro Duarte,
y Gonzalo Alvez, quienes deberían actuar en primera división, defendiendo a la media y media.

Igualmente no está plenamente confirmado que ambos campeonatos podrán desarrollarse, dado que para dentro de tres meses deberán bajar notoriamente los casos de Covid-19 en Tacuarembó.

De todas formas los próximos Neutrales manejan fuertemente la posibilidad de disputar las primeras etapas sin público, haciéndose cargo la AFT del pago
de los jueces y personal de seguridad, siempre y cuando el gobierno habilitará el regreso de las competencias amateur.

En caso que los dos torneos puedan desarrollarse, la divisional A jugará en el estadio Raúl Goyenola, mientras que los partidos de segunda división se disputarían en el Dardo López.



Fuente