FOTO DE ARCHIVO: Apartamentos de gran altura en construcción tras una fila de viviendas residenciales en el sur de Londres, Reino Unido, 6 de agosto de 2021. REUTERS/Henry Nicholls
FOTO DE ARCHIVO: Apartamentos de gran altura en construcción tras una fila de viviendas residenciales en el sur de Londres, Reino Unido, 6 de agosto de 2021. REUTERS/Henry Nicholls

LONDRES, 7 abr (Reuters) – Los precios de la vivienda británica volvieron a crecer con fuerza en marzo, pero se plantean grandes interrogantes sobre si esto puede continuar más adelante en el año, dijo el jueves el banco hipotecario Halifax.

Los precios de la vivienda crecieron un 1,4% intermensual en marzo, la mayor subida en seis meses, lo que supone el noveno mes consecutivo de subidas y se produce tras un aumento del 0,8% en febrero.

En comparación con la cifra de hace un año, los precios de la vivienda subieron un 11,0%, dijo Halifax, ralentizando ligeramente el crecimiento del 11,2% de febrero, que había sido la tasa más alta desde 2007.

Halifax dijo que la subida reflejaba que había demasiados compradores interesados en un número insuficiente de viviendas que salían al mercado, pero advirtió que la creciente presión sobre las finanzas de los hogares podría frenar el crecimiento de los precios de la vivienda en los próximos meses.

«Los compradores se enfrentan a la perspectiva de unos tipos de interés más altos y a un mayor coste de la vida. Con las métricas de asequibilidad ya muy ajustadas, estos factores deberían conducir a una desaceleración de la inflación de los precios de la vivienda durante el próximo año», dijo Russell Galley, director gerente de Halifax.

La inflación de los precios al consumo alcanzó en febrero su nivel más alto en 30 años, el 6,2%, y hace dos semanas el organismo de control presupuestario del Gobierno preveía que se acercaría al 9% a finales de 2022, lo que contribuiría a la mayor caída del nivel de vida desde, al menos, la década de 1950.

(Reporte de Andy Bruce; edición de Kate Holton; traducción de Flora Gómez)





Fuente