Con poco más de 800 mil personas que recibieron las dos dosis de las vacunas disponibles contra el coronavirus, el Ministerio de Salud Pública (MSP) lanzó una campaña de bien público para explicar en qué situaciones los inmunizados pueden prescindir del tapabocas.

«La campaña de vacunación sigue avanzando y hoy conviven uruguayos con dos dosis, otros con una dosis y quienes están esperando por su primera vacuna», dice la voz en off al comienzo del spot de 42 segundos, que está disponible en YouTube y fue lanzado en los medios de comunicación días atrás.

La cartera advierte, sin embargo, que pese a que la inmunidad se alcanza recién a las dos semanas de la segunda dosis, eso no asegura por completo que
la persona no se contagie o sea portadora del virus, sobre todo en los casos en que las inyecciones son de inmunidad «media», como ocurre con las de Sinovac.

«Catorce días después de la segunda dosis quedás inmunizado, pero aún así podés contagiarte y contagiar», detalla la voz del video, que concluye: «La
única situación que te permite no usar el tapabocas es cuando todos los que comparten un espacio ya tienen las dos dosis».

En este sentido, Silvia Guerra, epidemióloga del MSP, criticó en su cuenta de Twitter este domingo a los vacunados que dejaron de respetar las medidas
sanitarias esenciales. «Si los vacunados dejan de cumplir las medidas de prevención #COVID19 y hacen todo lo indebido, tendremos un rebrote», advirtió.

Un leve matiz con las recomendaciones oficiales surge de una placa elaborada por la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República.

Allí se establece que en reuniones en la que participen personas con inmunidad total y otras que todavía no hayan sido vacunadas pero no presenten riesgo a priori de desarrollar una evolución grave de la infección, también puede prescindirse del tapabocas e incluso del distanciamiento.

No obstante, en los casos en que se junten vacunados y no vacunados pero sí considerados población de riesgo, es necesario usar mascarilla e incluso ventilar el ambiente. Y si se concurre a un lugar en donde pueda generarse una concentración de personas, corren las medidas de siempre: máscara y
dos metros de distancia.

El País



Fuente