El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva brindó una entrevista a periodistas del diario argentino Página12, horas antes de participar en el acto que encabezarán Alberto Fernández y Cristina Fernández, para celebrar la recuperación de la democracia en Argentina, hace 38 años.

La entrevista se centró en la relación de Lula con el país vecino y en las perspectivas tanto de Brasil como de Argentina, para salir de las crisis económicas agudizadas por la pandemia de Covid-19.

Lula fue consultado en un principio sobre su visión en cuanto al porvenir de Argentina y la difícil situación actual que debe afrontar el presidente Alberto Fernández.

El líder brasileño consideró que la situación argentina se debe a “la deuda de la presidencia de Macri”. “La pandemia hizo otro tanto, pero creo que es posible que la economía argentina se recupere, que se generen empleos y mejoren los salarios para que la gente sea más feliz”, agregó.

Sobre la negociación que el ejecutivo argentino lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional, Lula se mostró optimista y esperanzado de que “el Fondo no haga presión y llegue a un acuerdo que le permita a Argentina continuar creciendo, que permita que el pobre argentino tenga la posibilidad de recuperar su dignidad”.

Lula también comentó la buena relación que tiene con el actual mandatario argentino, que en parte se debe a la “generosidad y solidaridad” que Fernández le prodigó cuando se encontraba preso por la causa Lava Jato, que fue finalmente anulada por el Supremo Tribunal Federal de Brasil, debido a la parcialidad del juez Sergio Moro.

“Mi relación con Alberto tuvo un momento que me conmovió y fue cuando me visitó cuando yo estaba detenido en la cárcel de Curitiba. Fue un acto de generosidad y de solidaridad de Alberto”, contó Lula.
Sobre la situación de su propio país, Lula afirmó que Brasil “vive una situación que no creía que volvería a vivir, con 19 millones de personas que pasan hambre”.

En cuento al ex juez Sergio Moro, quien se postulará a la presidencia de Brasil, Lula dijo que es “un neofascista que va intentar mentirle a los brasileños”.

Consultado sobre si no le sorprendía que Moro y Bolsonaro compitiesen por granjearse la misma base electoral, Lula advirtió que “son dos personajes muy comprometidos con la ultraderecha”.

Para Lula, Moro “es un personaje peligroso”. “Cuando era juez osó mentir en un proceso para condenarme y llevarme a prisión y así evitar que yo fuera electo presidente en 2018”, mencionó.

“Sigo pensando qué seriedad puede tener ese hombre para la sociedad brasileña. ¿Cuántas mentiras podrá contar a los brasileños? Entonces, yo diría que son dos extremistas, Bolsonaro es fascista y Moro es neofascista, los dos van a intentar mentirle a la sociedad todo el tiempo. Ellos van a tener que disputar entre ellos para ver quién pasa a la segunda vuelta con el PT”, agregó.



Fuente