Que Cabildo Abierto es protagonista en el gobierno de coalición no hay ninguna duda. Hace algunos días el líder del sector, Guido Maini Ríos, anunciaba que su partido no votaría en el Senado el fideicomiso para erradicar asentamientos con fondos del Instituto Nacional de Colonización (INC). “Creemos que no es el camino sacarle dinero a Colonización porque esas personas que pierden esos recursos y esa posibilidad después terminan en los asentamientos”, afirmó el legislador.

Es más, Manini visitó el campamento que los colonos establecieron en los suburbios de Montevideo antes del paro general del pasado miércoles para brindarle su apoyo. En ese lugar coincidió con el expresidente José Mujica.

Este jueves los dirigentes cabildantes se reunieron y analizaron éste y otros temas de la actualidad nacional. Después del encuentro, Manini dijo sobre el tema asentamientos, que el proyecto de Cabildo es recurrir a una “nueva vía de financiación».

El excomandante en jefe del Ejército propone “aprovechar o utilizar los Derechos Especiales de Giro (DEG) que se han otorgado al país hace un mes por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La iniciativa del legislador  consiste en hacer uso de los cerca de US$ 585 millones recibidos del FMI para “retirar emisiones de bonos del mercado” por el monto equivalente, y con eso generar un ahorro en “el pago de intereses”. De acuerdo al cálculo de Manini eso implicaría un estimado en US$ 40 millones anuales, que se dirigirían íntegros al fideicomiso de vivienda.

La negativa de los cabildantes de sacar fondos de Colonización para el fideicomiso para asentamientos no cayó bien en el presidente Luis Lacalle Pou.

“El que no lo vota, sea del partido que sea, que sepa que no hay fondos, ¿para qué? Para los más vulnerables que viven en asentamientos”, dijo el mandatario en rueda de prensa en su visita a Treinta y Tres, en relación al artículo de la Rendición de Cuentas que hoy se discute en el Senado.



Fuente