Marcelo Abdala, secretario general del PIT CNT, habló en Legítima Defensa sobre la reivindicación de la Justicia por la denuncia de irregularidades en el programa Vivienda Sindical, que materializa el acceso a la vivienda del os trabajadores como un derecho.

¿Cómo están viviendo este proceso?

Esta idea partió de una consideración, es cierto que en el régimen capitalista en que vivimos hay una esquizofrenia, un quiebre en la perspectiva de que el trabajo que desarrollamos es trabajo concreto para satisfacer determinada necesidad y trabajo abstracto para generar valor en la acumulación capitalista. La mercancía también es doble: sirve, pero tiene valor. Nosotros fundamentamos este proyecto sobre el valor de uso.

«¿Por qué la clase obrera no puede acceder a la vivienda, a lo que produce?», esa fue la pregunta base del programa Fuimos diseñando de a poco un esquema conceptual de que era posible utilizar nuevas tecnologías constructivas y de producción industrial de la vivienda de modo que fuera posible para un segmento de la población que es la inmensa mayoría pudiéramos acceder en condiciones de calidad, de plazo de entrega, de productividad y de precio por debajo de lo que vale un alquiler a viviendas para que la gente las pudiera usufructuar. Así nació el plan de vivienda.

Estamos recontra contentos con esta decisión en segunda instancia del Poder Judicial (PJ) que confirma lo que dijimos desde un principio. Ya brindamos más de 1000 viviendas y tenemos 2000 en proceso constructivo y no toca un peso de lo que va destinado directamente al trabajador y a la cooperativa.

El PJ a partir de una profunda investigación y un juicio utilizado para denostar al movimiento obrero en los medios de comunicación, durante casi 10 años estuvieron enlodando al movimiento sindical. Lo que resuelve la Justicia es que aquí lo que hubo fueron manejos y estafas de empresarios privados y que el movimiento obrero no tuvo nada que ver. No fue por falta de pruebas, hubo una profunda investigación.

El PIT CNT quedó con legitimación gremial en este juicio. El fallo es contundente: el PIT CNT, sus filiales y ninguno de sus integrantes tiene que ver con manejo de fondos.

Hubo individualizaciones de esa demonización

Totalmente. Ninguno tuvo nada que ver. Tenés un problema porque la comunicación del fallo del PJ es episódica, sí salió cuando el fallo, pero nada que hagamos ahora podrá sustituir casi diez años. Y no hablo aquí de otros perjuicios porque eventuales participantes privados e instituciones, posibles financiadores cuando todo esto estuvo en la cresta de la ola se retrayeron. ¿Cuántas viviendas más podríamos haber construido?

Es la otra condena, que es la que importa en la política. Es un escenario de poca transparencia y mucho ataque, si uno menciona la palabra «sindicato» está bajo sospecha

Nunca tuvo tanta vigencia una vieja frase de Engels de que la clase social que tiene el poder económico dominante también tiene el poder espiritual. El terreno de la comunicación es de disputa. Los medios con que contamos para desmontar la falsa noticia, el sesgo informativo, el blindaje mediático y la denostación del campo popular todavía son de una enorme inferioridad con respecto a los arsenales que tienen ellos.

El próximo jueves 17 de junio va a ser el primer paro general de la central desde que asumió el presidente Lacalle Pou

¿Y si yo te digo que este paro general lo convocó el gobierno? El gobierno fracasó en el manejo sanitario de la pandemia por su concepción económico-social, no por sus asesores ni tampoco porque no se pueda llegar a un acuerdo racional de que disminuir más la movilidad ayudaba a que no hubiera tantos contagios y fallecimientos.

¿Por qué el Ejecutivo rechazó un puente del movimiento sindical para un diálogo nacional? Si le pides a la clase trabajadora que se quede en su casa tienes que proveerle el salario a esa gente. Y eso explica que en vez de blindar abril y blindar mayo estemos en el peor nivel del mundo por razones macroeconómicas.

Hay un gobierno del gran capital que descuelga un ajuste sobre el pueblo trabajador que es impresionante. En Uruguay que existe la ingeniería de la unidad sin exclusiones en la clase social y la clase política, un ajuste de ese tipo no va a suceder sin lucha.

La mesa representativa por unanimidad resuelve un paro general que va a ser enorme. Tuvimos la sensibilidad y el cuidado de no afectar la salud ni la vacunación.

Va a ser un paro activo. Habrá una enorme demostración de recolección de firmas para que el pueblo decida sobre los 135 artículos de la LUC. Habrá una enorme caravana para entregar una plataforma reivindicativa. Por trabajo, por salario, por la vida, contra la discriminación antisindical.



Fuente