La Contraloría General de Perú alertó este sábado al Ministerio de Salud que más de cuatro millones de vacunas contra la covid-19 están en riesgo de vencimiento y que más de 8.500 ya cumplieron su plazo de vigencia en almacenes estatales.

El riesgo de vencimiento de 4,45 millones de vacunas de AstraZeneca fue advertido por esta institución en febrero y en marzo, ya que 2,44 millones de unidades de este lote caducarán el próximo jueves 31 de marzo y fueron distribuidas «con un corto tiempo para ser utilizadas», señaló la Contraloría (Tribunal de cuentas) en un comunicado.

Las otras 2 millones de dosis del lote vencerán el 30 de abril y el Ministerio de Salud ha sido advertido para que tome medidas y «ejecute acciones», ya que esta situación «genera el riesgo de pérdida de estos productos».

De acuerdo con el último informe de la Contraloría, el pasado 28 de febrero vencieron 8.580 vacunas Astrazeneca contra la covid-19 en las regiones de San Martín, Tacna y Madre de Dios, a pesar de haber advertido oportunamente de este riesgo en anteriores visitas de control.

Según explican diferentes direcciones regionales de salud del país, estos vencimientos se produjeron por la negativa de la población a las vacunas Astrazeneca, la falta de exigencia de la tercera dosis para ingresar a locales públicos, la presencia de grupos antivacunas o la falta de presupuesto para contratar más brigadas de vacunación, entre otros.

Estado de emergencia y tres dosis obligatorias

El Gobierno peruano publicó este sábado un decreto supremo en el que se prorroga el estado de emergencia nacional 30 días a partir del próximo 1 de abril, «por las circunstancias que afectan la vida y salud de las personas» y establece nuevas normas públicas para evitar contagios.

«Durante el Estado de Emergencia Nacional, queda restringido el ejercicio de los derechos constitucionales relativos a la libertad y la seguridad personales, la inviolabilidad del domicilio y la libertad de reunión y de tránsito en el territorio», dice el decreto.

Los Gobiernos locales, en coordinación con los Gobiernos regionales y sus respectivas direcciones regionales de salud, pueden incluso cerrar las playas, ríos, lagos, lagunas y piscinas, en caso de incumplimiento de las normas correspondientes.

En este decreto supremo también se oficializa la obligatoriedad de la tercera dosis para las personas mayores de edad, condición que se exigirá para el trabajo presencial y para la entrada a estadios deportivos o coliseos.

Los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Salud detallaron que diez personas fallecieron en las últimas 24 horas y 335 casos de covid-19 fueron registrados.

En cuanto a la campaña de vacunación, el 69,40 % de la población vulnerable ya cuenta con las tres dosis administradas y entre la población general del país se recuenta el 43,3 %, lo que supone que 14.29 millones de peruanos tienen las tres pautas.

EFE





Source link