Según el fiscal de Michoacán, ambos bandos accionaros sus armas en distintas direcciones (Captura: Facebook/FGE Michoacán)
Según el fiscal de Michoacán, ambos bandos accionaros sus armas en distintas direcciones (Captura: Facebook/FGE Michoacán)

Autoridades de Michoacán dieron a conocer avances en las investigaciones sobre la masacre ocurrida en San Juan de Gracia el pasado 27 de febrero; entre los dictámenes preliminares a los que se han llegado se encuentra un posible enfrentamiento entre ambos líderes criminales implicados en la agresión.

De acuerdo con información proporcionada por el titular de la Fiscalía General del Estado de Michoacán (FGE), Adrián López Solís, tanto los agresores liderados por Abel “N”, el Viejón, como Alejandro “N”, el Pelón y probablemente algunos de sus sicarios habrían realizado disparos en contra de sus rivales, pues en el lugar se encontró evidencia de que las balas viajaron en ambas direcciones.

Aunque todavía no se ha logrado determinar cuál de las dos partes realizó el primer disparo, la fiscalía presume que la primera bala expulsada impactó en el cuerpo del Pelón, quien se encontraba hablando por teléfono con uno de los dirigentes regionales del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Tras el primer impacto, ambos bandos habrían accionado sus armas en contra del bando rival, lo cual generó marcas de balas en diversos objetos presentes en el sitio, los cuales fueron sometidos a pruebas balísticas que señalaron la presencia de disparos por parte de ambas células criminales.

"El Pelón" estaba realizando una llamada al momento de la primera detonación (Foto: Especial)
«El Pelón» estaba realizando una llamada al momento de la primera detonación (Foto: Especial)

Debido a las imágenes de las posibles víctimas difundidas por redes sociales, se comenzó a estipular que el ataque realizado en San José de Gracia había sido un fusilamiento, ya que compartía características con la antigua técnica de fusilamiento en la cual una persona o un grupo eran colocados frente a un paredón para posteriormente ser acribillados.

Esta versión fue calificada como imprecisa por el titular de la fiscalía local, quien aseguró que no se trataba de un fusilamiento debido a que ambas partes habían disparado en contra de sus rivales, así lo afirmó López Solís:

Yo no utilizaría esa palabra (fusilamiento), porque no se nos pierda de vista, que se trata de un contexto de confrontación entre células dedicadas a cometer delitos, y por la inspección que se hizo al lugar de los hechos, los indicios que se levantaron, indican que hubo disparos cruzados, es decir, no hay un disparo desde un solo punto a otro; parece ser que el Pelón estaba intentado solventar a través de una llamada telefónica la prohibición que pesaba sobre él la prohibición para acudir a dicho lugar”, aseguró el fiscal.

El Pelón había sido vetado de San José de Gracia debido a las rencillas que sostenía con el Viejón, la cual empezó cuando el presunto ejecutado desapareció al hermano de su rival, quien realizó la misma acción como venganza.

El fallecimiento de más de 10 personas fue resultado de un enfrentamiento entre dos células del CJNG (Foto: Reuters)
El fallecimiento de más de 10 personas fue resultado de un enfrentamiento entre dos células del CJNG (Foto: Reuters)

Debido a esto, Alejandro “N” habría sido reasignado al estado de Colima, en el cual realizaba operaciones criminales para el CJNG y donde se mantuvo hasta los últimos días de febrero pasado.

A pesar de haber sido advertido de las posibles repercusiones que causaría su presencia en San José de Gracia, el Pelón regresó a  su ciudad de origen para despedir a su madre en un funeral, quien había fallecido días antes a causa de complicaciones de salud causadas por una enfermedad.

Tras percatarse de la presencia de su rival en la entidad, el Viejón se movilizó al domicilio en el cual era velada la madre del Pelón, lugar en el cual encontró al integrante del CJNG acompañado de varios de sus sicarios, quienes presuntamente se desplazaron con él desde Colima para brindarle protección.

Los datos proporcionados por las autoridades apuntan a que las víctimas acribilladas eran sicarios del Pelón, pues no se ha recibido ninguna denuncia en la entidad por desaparición, secuestro u homicidio, lo cual señala que los asesinados podrían provenir de un lugar fuera del estado.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente