Por estos días el técnico del plantel principal de Tacuarembó, Matías Rosa, viene trabajando con un grupo selectivo de juveniles, comenzando a delinear la temporada 2022.

por Álvaro Gil

En dicho elenco se encuentran aquellos chicos que tuvieron un buen rendimiento en las formativas durante el presente año, quienes cuentan con posibilidades de integrar el primer equipo tacuaremboense en el próximo campeonato.
Rosa viene realizando dicha tarea, pues mantiene contrato con el club hasta el 31 de diciembre de 2022, pudiendo continuar en Tacuarembó, siempre y cuando no le surja una mejor oferta.

Por otra parte el plantel que actuará en el próximo campeonato seguramente se terminará de conformar a mediados de febrero, ya que la competencia se abriría en el mes de abril.

 

A su vez los organizadores manejan que en el siguiente certamen pueden aumentar los cupos para la segunda división profesional, cabiendo la chance que asciendan dos o tres clubes de la tercera categoría.

Dichos ascensos serían confirmados en las próximas semanas, debido a que el Ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol tiene la intención de que para el 2023 compitan catorce elencos en la segunda división profesional.

En caso que asciendan tres instituciones de la divisional C, descendería una única entidad de la segunda categoría, pudiendo también no haber descensos el año próximo en el campeonato de la B, siempre y cuando se confirmen solamente dos ascensos desde el torneo amateur.

Al mismo tiempo más de un equipo del tercer campeonato podría bajar a la divisional D, ya que actualmente se viene disputando un torneo experimental de la última categoría.

Naturalmente que a Tacuarembó le serviría este posible nuevo formato, dado que la directiva roja y blanca buscaría conseguir el retorno al profesionalismo en el venidero certamen.



Fuente