El Senado de México aprobó ayer  martes 19 de abril  la iniciativa del Poder Ejecutivo de nacionalizar el litio, con lo que se completa el proceso legislativo y este mineral -vital para fabricación de baterías, aparatos electrónicos y hasta aviones- será explotado en adelante exclusivamente por el Estado.

El partido oficialista Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) y sus aliados avalaron por 87 votos a favor, 20 en contra y 16 abstenciones una reforma a la ley minera promovida por el presidente Andrés Manuel López Obrador y que el 18 de abril fue aprobada en la Cámara de Diputados.

Sin embargo, gobiernos anteriores han otorgado al menos ocho contratos a firmas privadas los cuales serán revisados, adelantó este martes en su conferencia de prensa matutina López Obrador.

La legislación prohíbe la participación privada en el mercado del litio, una medida celebrada por el presidente López Obrador, que anunció una revisión de todos los contratos en el sector del litio, una antesala para potenciales enfrentamientos con los inversores.

La ley declara de utilidad pública la exploración, explotación y aprovechamiento del litio, además de impedir concesiones y contratos privados para la explotación del mineral, que será solo responsabilidad del Estado por medio de un nuevo organismo descentralizado.

Y aunque México aún no tiene ninguna producción comercial de litio, existen proyectos en fase exploratoria entre Jalisco y Guanajuato, así como en Nogales, Sonora y Puebla. Lopéz Obrador prometió que desarrollará tecnología para explotar el litio.

Para los detractores de la ley, México ya controla la producción de litio en virtud de la Constitución y afirman que la reforma podría ahuyentar la inversión en el metal. El proyecto de ley también incluye una cláusula que permitiría al Estado hacerse cargo de «otros minerales declarados estratégicos» por México.

El presidente mexicano está probando los límites de la ley luego que su reforma constitucional para aumentar el control estatal del mercado de la energía fuera derrotada en el Congreso el domingo pasado.

México está en el lugar número 10 de los 23 países con reservas de litio, con el yacimiento más grande del mundo en Sonora, en el noroeste del país y es gestionado por Bacanora Lithium, que está controlada por la empresa china Ganfeng Lithium, según datos oficiales.

(Fuente Faance 24)

 

 



Fuente