El Ministerio de Defensa de Argentina confirmó que un avión de la Fuerza Aérea Argentina partió el 12 de noviembre de 2019 desde la base de El Palomar rumbo a Bolivia, llevando a bordo el con el armamento denunciado por el gobierno de Luis Arce.

Simultáneamente se informó que la Fiscalía argentina iniciará una investigación sobre el armamento denunciado.

Agustín Rossi, ministro de Defensa, reveló que un Hércules C-130 perteneciente a la Fuerza Aérea “transportó el material bélico”, señaló la agencia oficial Télam.

La aeronave, agregó el ministro, “había salido desde El Palomar” y precisó que “el material bélico que llegó a Bolivia no tiene ningún soporte legal”.

La carta que revela el envío de material antimotín.

Señala Télam que Rossi explicó que “ningún elemento bélico puede salir de la Argentina sin la autorización del departamento de Defensa”.

Agregó que el avión “tenía el objetivo de transportar gendarmes y cargamento que iban a fortalecer la custodia de la embajada argentina en Bolivia”, pero que “además llevaba un cargamento no identificado que todavía no está la información de que era, pero sabían que estaban haciendo algo totalmente ilegal porque si no lo hubiesen detallado”.

“El Hércules C-130 partió el 12 de noviembre de 2019 a las 23.50 llegando entre las 4 y las 5 de la mañana del 13 a La Paz, justo ese mismo día es cuando el jefe de la fuerza aérea boliviana le emite una nota de agradecimiento al actual ministro de Trabajo de (Gerardo) Morales, Normando Álvarez García”, que entonces era embajador argentino en Bolivia, precisó.

Fiscalía investigará

Una unidad del Ministerio Público de Argentina investigará el envío de armamento a las fuerzas que dieron el golpe en Bolivia, indicó la agencia Sputnik.

«Inician investigación preliminar por la posible entrega de material bélico al Estado Plurinacional de Bolivia», anunció el organismo.

Ningún elemento bélico puede salir de la Argentina sin la autorización del departamento de Defensa»

El responsable será el fiscal general adjunto Gabriel González Da Silva, titular de la Unidad  Especializada en Investigación de Ilícitos relacionados con Armas de Fuego, Explosivos y demás Materiales Controlados (Afi-Arm).

La Fiscalía recordó «la puesta en conocimiento al Gobierno argentino por parte de las autoridades del Estado Plurinacional de Bolivia respecto a la presunta entrega a ese país de ‘material bélico de agentes químicos’.

Esa operación «habría resultado irregular», según se desprende de la de carta enviada por el presidente Alberto Fernández, a su par de Bolivia, Luis Arce.

La Ufi-Arm investigará si ese armamento auxilió a «las fuerzas que perpetuaron el Golpe de Estado contra el Gobierno constitucional del presidente Evo Morales (2006-2019)».

 



Fuente