La empresa portuaria Montecon anunció este martes en el
Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) el despido de 150 trabajadores
y la rebaja salarial de hasta 50% para los empleados que permanecerán en
plantilla: 245 personas.

“Aún no está cuantificada la cantidad de despidos en las
empresas tercerizadas de Estibas, Albilan y Bidol”, informó el Sindicato Único
Portuario y Ramas Afines (Supra) en un comunicado de prensa, y agregó: “Esto es
un duro golpe para la actividad portuaria, y por consiguiente para todos los
trabajadores portuarios, tal cual desde el sindicato lo venimos denunciando
desde la toma de conocimiento del acuerdo Gobierno – Katoen Natie”.

Además, anunció una asamblea informativa este jueves a la 10.30
en el Acceso Maciel al puerto, instancia en que el sindicato definirá “el plan
de lucha, que tendrá como principal objetivo la defensa de los puestos de trabajo”.

Por su parte, el presidente del sindicato de trabajadores de
Montecon, Martin García, informó a Montevideo Portal que este martes en el
Ministerio de Trabajo se les notificó “los 150 despidos y la reestructura de las
condiciones de trabajo”, que implica, entre otros aspectos, el cambio de
régimen de trabajo de 25 a 15 jornales al mes.

“Esto lo venimos denunciando desde hace un año y medio y
hasta el momento todo el mundo nos decía que el acuerdo entre el gobierno y
Katoen Natie iba a ser favorable para el país y para los trabajadores. En este
caso tenemos pruebas de demoras de los barcos que no están siendo contempladas.
El acuerdo dice que no puede haber demoras de más de 24 horas y tenemos barcos
oceánicos con 60 horas de espera fuera del puerto, y hay barcazas paraguayas –
que era uno de los puntos que todo el mundo tocaba en 2018 cuando se fueron
para Argentina – que están con 140 horas de espera. En este momento, la barcaza
Josamo lleva cuatro días de atraso esperando ser atendida por Terminal Cuenca
del Plata”, dijo García.

El sindicato de Montecon realizará un paro este miércoles de
14 a 18 horas, como adelantó El Observador, y además se movilizará frente al
MTSS, donde se retomará la negociación.

El senador Charles Carrera, del Frente Amplio, también vinculó el anuncio de los despidos al acuerdo entre el gobierno y Katoen Natie.

Denuncias cruzadas

Dos empresas accionistas del operador portuario Montecon dieron inicio a los
mecanismos de solución de controversias
previstos en los Tratados de Promoción
y Protección de Inversiones acordados por Uruguay con Chile y Canadá, al
argumentar que el país atenta «contra la libre competencia».

En un comunicado, emitido el 27 de abril por la compañía que opera en el
Puerto de Montevideo, explican que el problema tiene su origen en las medidas
adoptadas por Uruguay al suscribir un acuerdo con la empresa belga Katoen
Natie, que también opera en la principal terminal portuaria.

Según los inversores, dichas medidas «atentan contra la libre
competencia» de los operadores portuarios, «restringen el alcance de
las habilitaciones portuarias» de Montecon y establecen un monopolio.

«A través de estas medidas, el Estado de Uruguay interviene el mercado
de servicios portuarios para favorecer al Terminal Cuenca de Plata S.A.,
disponer el desvío imperativo de servicios de línea a dicha terminal y
establece otra serie de privilegios que en la práctica generan un monopolio de
hecho en su favor», dice el documento.

Katoen Natie, empresa dueña del 80 % de la Terminal Cuenca del Plata (TCP)
-el otro 20 % corresponde a la Administración Nacional de Puertos (ANP)-,
anunció en marzo de 2021 una operación por valor de 455 millones de dólares
para la expansión de la Terminal Especializada de Contenedores del Puerto de
Montevideo.

Esta incluía la construcción de una segunda playa de contenedores de
aproximadamente 22 hectáreas y un segundo muelle de aproximadamente 700 metros,
con una profundidad a 14 metros.

Además, las partes acordaron la extensión de la concesión (iniciada en 2001
y por 30 años) por 50 años más (hasta 2081) y que Katoen Natie diera por
concluido el diferendo que tuvo con el Estado uruguayo «por
infracciones» al Tratado de Promoción y Protección Recíproca de
Inversiones entre Bélgica-Luxemburgo y Uruguay.

La empresa anunció en octubre de 2019 la intención de demandar al Estado
uruguayo por el «daño» causado «al favorecer, fomentar y tolerar
la existencia de una terminal por fuera del régimen legal aplicable»,
gestionada por otro operador.

Según palabras del presidente Luis Lacalle Pou, el Estado podría haberse
enfrentado a un juicio de 1.500 millones de dólares.

Días atrás, tras el anuncio de Montecon de que emprendería acciones contra
el Estado uruguayo, Katoen Natie divulgó documentos presentados ante el
Tribunal de lo Contencioso Administrativo «que confirman las distintas
irregularidades constatadas en los muelles públicos
en los últimos tres
períodos de gobierno”, informó la empresa belga.

Con información de EFE





Source link