El partido comenzó con Torque adueñándose de la pelota y manejando las acciones con tranquilidad, copando la mitad de la cancha y utilizando el clásico juego de control y rotación.

Los celestes intentaban quebrar la paridad con corridas de Allende y Lucas Rodríguez, pero el que tenía la llave del gol era Gustavo Del Prete.

A los 14′, el argentino recibió el balón por la banda derecha, encaró hacia el medio y sacó un potente remate, que se escurrió entre las manos de Ignacio De Arruabarrena para sellar el 1-0 local.

Los bohemios., que tenían dos delanteros de gran estatura arriba como Rivero y López, casi nunca lograron habilitarlos con claridad y optaron por remate de media distancia, como el de Torres que controlo Fiermarín.

La iniciativa a esa altura era compartida, pero la diferencia la marcaba Del Prete cuando entraba en juego, algo que mostró sobre los 36′ encabezando una contra rápida con posterior disparo que se fue muy cerca.

Y esa insistencia tuvo su premio a los 41′, cuando una balón que peinó Arismendi quedó nuevamente en posición favorable del delantero ante una falla defensiva del equipo de Carreño y con gran calidad definió para el 2-0 con que se fueron al descanso.

No pudo

En el complemento, el cuerpo técnico bohemio apostó a tres cambios, mandando a la cancha a Riolfo, Hernández y Pais, algo que le dio grandes resultados, ya que el equipo se paró mucho mejor y con otra carga ofensiva.

Junto a esto empezaron a gestarse jugadas que lo acercaron al descuento, como un remate de Araujo, o un cabezazo de López, que no lograron tener destino de red.

A los 66′, un claro penal por mano de Arismendi tras un centro lanzado por Abero, le dio la gran posibilidad a los de Prado de ponerse en juego, pero el disparo de Diego Hernández cobró mucha altura y se fue por arriba del travesaño.

La pelota, iniciativa y desgaste era todo de los visitantes en la cancha, pero la escasa efectividad a la hora de convertir hizo que el correr de los minutos fueran transcurriendo inexorablemente hacia una conclusión en donde se quedarían con las manos vacías.

A los 90’+4′ llegó el descuento por intermedio de Nicolás Quagliata, que simplemente sirvió para decorar el resulatdo que finalizó 2-1 en favor de Montevideo City Torque que crece en la tabla.





Source link